Expresidente de CFN explica razones para reserva en venta del Pacífico, mientras actual administración dice que revisará decisión

Brindar estabilidad al Banco del Pacífico y precautelar los intereses de los depositantes” fueron los motivos que marcaron la decisión de declarar en reserva la venta de dicha entidad bancaria, aseguró ayer a este Diario Juan Carlos Jácome, expresidente del directorio de la Corporación Financiera Nacional (CFN), dueña de las acciones del banco.

El exfuncionario, quien estuvo al frente de la CFN hasta el 10 de junio de 2020, aclaró que este tipo de declaratorias de reserva son una práctica común a nivel internacional cuando se hacen este tipo de desinversiones. Lo que se buscaba, por un lado, era precautelar el valor del bien ya que si la información no es manejada adecuadamente, puede llevar a que el valor caiga. Esto solo le podría convenir a alguien que está interesado en comprar “a precio de huevo”, dijo. Además, esta reserva previene que pudieran generarse corridas bancarias o descapitalización del banco.

Jácome además destacó que la decisión de declarar en reserva todas las etapas del proceso de desinversión no fue unipersonal, sino de todo el directorio, conformado por los delegados de los ministerios de Finanzas, Producción y Agricultura (con voto) y por el Ministerio de Turismo y el Banco Central (sin voto) y dentro de la ley.

Además reveló que cuando recibió la petición de acceso de información por parte de la veeduría ciudadana mocionó en el directorio del 28 de mayo que la información del proceso en general pueda ser compartida a las entidades de control. Sin embargo, la moción no fue acogida, por lo que propuso reconsiderarlo en un nuevo directorio. Esto no llegó a producirse, pues Jácome salió por temas personales.

Las declaraciones de Jácome se producen luego de la polémica levantada en torno a la declaratoria de reserva de la información sobre la venta del Banco del Pacífico. Una veeduría ciudadana dio la voz de alerta, luego de que el actual presidente del directorio, Roberto Dunn, frente a su pedido de información, ratificara la declaratoria de reserva con base en la Ley de Acceso a la Información. El funcionario había mencionado que la información reservada puede tener esta calidad hasta por un periodo de quince años. Entonces hubo reacciones desde varios sectores rechazando esta decisión.

Al momento, la Corporación Financiera Nacional informó que revisará el estatus de reserva en la próxima reunión de directorio.

En un comunicado reconoció además que el 8 de julio de 2019 su directorio “analizó el proceso de desinversión de las acciones de Banco del Pacífico, e interpretó que este debía tener el estatus de reservado en todas sus etapas, considerando la normativa vigente acerca de la protección de información reservada”. También aclaró que “la reserva aplica al momento de la valoración y durante una parte de la negociación, con el evidente objetivo de maximizar los beneficios para el país. Sin embargo, una vez culminado el proceso en estas fases, cuya duración se estima en aproximadamente nueve meses, la información deberá ser de total conocimiento público”, se insistió en el pronunciamiento.

De acuerdo con Marcos López, delegado del presidente de la República a la Junta de Regulación de la Política Monetaria y Financiera, el proceso de valoración de una empresa sí debe ser declarado con reserva. Explicó que esta es información sensible y privilegiada, por lo que si se hace pública puede ser utilizada por terceros, por los compradores, de manera desleal. En este tema se conocen los planes de negocios que son el alma de la empresa, futuros productos, entre otros. Adicionalmente explicó que si la valoración sale por debajo de lo esperado, entonces podría buscar hacer mejoras para poder levantar el precio. Es una medida para mantener a buen recaudo esta información que la van a manejar varios funcionarios, dijo.

En cambio, indicó que una vez que se pasa a la oferta y venta del banco ya se hace pública. Advierte que sería caer en una ingenuidad revelar toda la información previamente. Una vez establecido el modelo de invitación, los interesados deben realizar una debida diligencia, conocen el bien y hacen su propia valoración, en la que también juega el interés de expansión en el mercado ecuatoriano.

Entre tanto, el anuncio de la CFN tuvo varias reacciones. El veedor Luis Antonio Paz dijo que al momento no han recibido un comunicado oficial por parte de la Corporación Financiera Nacional. Una vez que se reciba formalmente esta información, entonces emitirán como veedores una posición. En todo caso, dijo que la veeduría está interesada en conocer todos los detalles de la venta. El precio, los interesados, quién realiza la valoración, entre otros datos. Sobre la necesidad de que la valoración se mantenga en reserva, dijo no entender cómo esa reserva maximizaría los beneficios. Si se hace una subasta pública o venta pública, todos los datos deben ser transparentes.

Por su parte, Juan Dávalos, miembro del Consejo de Participación Ciudadana, en su cuenta de Twitter rechazó el comunicado de CFN y dijo que “nueve meses es demasiado tiempo. El pueblo ecuatoriano les exige transparencia hoy. Ya estamos cansados de sus triquiñuelas. El Banco del Pacífico no se vende”.

Entre tanto, sobre especulaciones en redes sociales en el sentido de que el candidato a la presidencia Guillermo Lasso estaría buscando comprar el Pacífico, él comentó en su cuenta de Twitter que “andan inventando que compré el Banco del Pacífico. Absolutamente falso”. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba