Everton venció al Sheffield y son Segundos en la Premier

Llegó el aclamado ‘Boxing Day’ a la Premier League. Everton tenía grandes ilusiones en la jornada 15, pues debía ganarle al Sheffield en condición de visitante para quedarse con la segunda casilla del campeonato.

Las fiestas hicieron lo suyo en el desempeño de los futbolistas en los primeros minutos de partido. Se jugó a un ritmo bastante lento, mucha disputa en la mitad del terreno y poco más.

La primera opción clara sería para el conjunto visitante, recién al minuto 16. Brewster filtró un gran pase entre líneas para McGoldrick que dejó en el camino a Pickford y trastabillando definió, pero en la línea salvó Godfrey. Instantes después, la repetición mostró que había fuera de lugar del atacante.

​Los ‘toffees’ lograron elaborar una muy buena jugada colectiva al 23′ en territorio rival con Sigurdsson como director de orquesta. Iwobi quiso terminar la jugada con un fortísimo remate de media distancia y el golero Ramsdale respondió.

Cinco minutos después, Calvert-Lewin por poco marca para la visita uno de los mejores goles de la temporada. Keane mandó un pase larguísimo para el delantero inglés que la bajo de forma extraordinaria y sin dejarla caer pateó, pero el balón pasó apenas afuera.

A pesar de lo anterior, Everton no pudo lograr esas conexiones en ataque de forma reiterada. Sus ataques pasaban más por chispazos de individualidades y juego directo. El toque-toque no sirvió frente a un equipo sólido en defensa.

Justamente respecto a lo anterior, Sigurdsson decidió saltarse toda la elaboración y soltó un derechazo potente que pasó muy cerca del pórtico de Ramsdale. La media distancia era otra clave.

Si la primera parte fue sumamente lenta, la segunda siguió el mismo libreto. Tanto Everton como Sheffield no pudieron elaborar oportunidades claras en ataque y el partido fue cayendo poco a poco.

Para los de Carlo Ancelotti se notó mucho la falta de James Rodríguez o el mismo André Gomes, futbolistas que aportan de gran manera en cuestiones creativas. Sigurdsson no pudo encontrar ese socio que le ayudara a romper el muro local.

El primer cambio visitante fue Bernard, en lugar del joven Gordon, pero no se vio un cambio en cuanto al módulo. Fue pieza por pieza. Más de lo mismo. Finalmente ‘Carletto’ arriesgó y a 15 del final decidió sacar a Gordon, marca pura, y darle lugar a Gomes. La victoria era necesaria, tocaba arriesgar.
Y al final todo valió la pena. Bernard bajó un balón dentro del área para Doucuré, el francés aguantó el balón y le dejó el balón servido a Sigurdsson que con un remate raso abrió el marcador a los 79 minutos.

En adelante, el cuadro local quiso apelar al amor propio para buscar el empate, pero sus oportunidades fueron nulas. Es más, estuvo más cerca el segundo y definitivo del Everton, que la igualdad.

Al final fue victoria para los de Goodison Park, la cuarta de forma consecutiva, por 1-0 y con 29 puntos ocupan la segunda casilla del campeonato.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba