Eurocámara prevé que negociación del brexit se atrase por intervención de May

Bruselas.- El representante para el “brexit” del Parlamento Europeo (PE), Guy Verhofstadt, dijo hoy que la próxima ronda de negociación podría retrasarse de la tercera a la cuarta semana de septiembre por una intervención “importante” de la primera ministra británica, Theresa May, el día 21.

“Puede que la próxima ronda arranque más bien la cuarta semana y no la tercera de septiembre”, declaró el político belga durante su intervención en la comisión de Asuntos Constitucionales de la Eurocámara, donde informó sobre la ronda de conversaciones mantenida la semana pasada entre la Unión Europea (UE) y el Reino Unido.

Explicó que esa demora se debería a una “intervención importante” de May el 21 de septiembre, que se solaparía con las negociaciones en Bruselas sobre la salida del Reino Unido de la UE si no se pospusieran.

Por tanto, la nueva tanda de conversaciones entre el negociador jefe de la Comisión Europea, Michel Barnier, y el ministro británico para el “brexit”, David Davis, tendría lugar en la semana que comienza el lunes 25 de septiembre.

Verhofstadt también propuso votar una resolución durante la sesión plenaria de principios de octubre en la que el Parlamento certifique si se ha logrado un progreso suficiente en los principales elementos de la negociación, como los derechos de los ciudadanos, el acuerdo financiero y la frontera irlandesa.

Esa votación tendría lugar antes del Consejo europeo del 19 y el 20 de octubre donde los jefes de Estado y de Gobierno decidirán si se han conseguido suficientes avances en esta fase de la negociación y apoyan iniciar el debate sobre la futura relación entre Londres y Bruselas.

Sobre los derechos de los ciudadanos, el ex primer ministro belga admitió que se han logrado progresos en los ámbitos de la seguridad social y el seguro médico, pero instó a evitar las “trabas administrativas”.

En cuanto a Irlanda, reconoció los progresos con respecto al área de viaje común entre los condados pertenecientes al Reino Unido y su vecino del sur o el cumplimiento del Acuerdo de paz de Viernes Santo, pero constató que la frontera permanece como “el problema principal”.

Sobre el acuerdo financiero, asumió la falta de avances y lamentó que Londres haya hablado de obligaciones “morales”, pero no “legales” para saldar las cuentas con el bloque comunitario.

La semana pasada tuvo lugar la tercera ronda de negociaciones sobre el “brexit” y el negociador jefe de la Comisión mostró su insatisfacción por la falta de “progresos decisivos” en asuntos como el acuerdo financiero o los derechos de los ciudadanos.

Por su parte, el ministro británico para el “brexit” pidió mayor flexibilidad e imaginación para lograr un acuerdo. EFE

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba