Con estas pautas se puede evitar contagio de gripes y resfriados

Amaneció con ardor en la garganta, con moco líquido que se le corría por la nariz, dolor del cuerpo, fiebre y ojos llorosos. Iba a comprar unas pastillas en una farmacia, pero se acordó de las muertes por influenza que se han reportado en el país, 43 hasta el 27 de enero último.

Fue a un centro médico privado, donde le dijeron que sus síntomas no encajaban con las de los tipos de influenza. Le mandaron 48 horas de reposo y medicación.

Por prevención, Cristina Albán, de 28 años, acudió ayer al centro de salud de Francisco Segura y av. 25 de Julio, para que la vacunen contra la influenza. Ahí le dijeron que era para grupos prioritarios como menores de 5 años, embarazadas y mayores de 65 años.

Al igual que Cristina, niños y adultos acuden con más frecuencia en estos días a dependencias de salud públicas y privadas por malestares y enfermedades respiratorias.

En el distrito 3 de Salud, por ejemplo, hay un incremento de entre 30% y 40% de pacientes que llegan con males respiratorios, indica la doctora Alexandra Matamoros, jefa de ese distrito, que con 9 centros de atención cubre a una población de 258.468, en el sur y suroeste.

Ella y otros médicos consultados coinciden en que fiebre de 39 °C y 40 °C; postración absoluta o severa, fuertes dolores de cabeza y otros síntomas más agresivos son señales de un contagio por influenza AH1N1, H3N2 o tipo B. En resfriados, la fiebre no pasa de 38,5 °C.

“No automedicarse porque enmascara (oculta) el cuadro y no se puede hacer un buen diagnóstico. El lavado de manos es vital, no ir a lugares muy concurridos. Si está con alguna sintomatología, evitar dar el beso y la mano”, dice Matamoros.

Ella recomienda consumir cítricos y frutas de temporada para subir las defensas. Por los cambios de temperaturas hay también enfermedades gastrointestinales y de la piel (úlceras, hongos u otras).

EU_l;Viera

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba