Escenario incierto en la Asamblea para proyecto económico

Con fuerzas en contra. La propuesta urgente en materia económica del Ejecutivo tiene resistencia en la mayoría de las bancadas. El documento deberá pasar al menos dos filtros antes de llegar al Pleno.

A partir de que el proyecto de Ley de Creación de Oportunidades fue presentado el pasado viernes por el presidente Guillermo Lasso, la Asamblea Nacional tiene 30 días para aprobar o rechazarlo.

Uno de los primeros filtros radica en el Consejo de Administración de la Legislatura (CAL), que deberá analizar si el documento reúne los requisitos para su trámite. El artículo 136 de la Constitución dice que “los proyectos deberán referirse a una sola materia”.

Johana Moreira, vocal del CAL por la Izquierda Democrática (ID), teme que haya dificultades. “El problema de esta ley de oportunidades laborales es que versa de distintas materias, no solo tributarias, laborales, GAD, judiciales incluso, entonces va a ser complejo decidir a qué comisión debe remitirse y si incluso cumple con los requisitos formales que establece la ley”.

Para que el CAL tome una decisión, la Unidad Técnica Legislativa deberá presentar un análisis sobre el texto que se compone de 335 artículos y que reformarían al menos 27 leyes. En el caso de inconstitucionalidades, el organismo pedirá a Carondelet que subsane los errores.

El segundo filtro estará a cargo de la Comisión especializada que deberá preparar un informe para resolución de los 137 legisladores en el Pleno.

Si bien la ministra de Gobierno, Alexandra Vela, anunció que desde este lunes 26 de septiembre del 2021 empezarán los diálogos con las bancadas, hasta el viernes no se tenía una convocatoria oficial.

Sin embargo, asambleístas del correísmo como Cristóbal Lloret y Paola Cabezas ya adelantaron sus reparos al proyecto, al igual que Pachakutik y el Partido Social Cristiano (PSC), que controlan 87 curules; es decir, 17 más de los que se requieren para aprobarlo.

El asambleísta del oficialismo, Juan Fernando Flores, es coordinador de la Bancada del Acuerdo Nacional (BAN), que agrupa a Creo e independientes y que tiene 24 miembros. Flores hizo un llamado a los legisladores a “buscar los puntos de encuentro en común”.

Para Lloret, las líneas rojas se centran en los impuestos y en materia laboral: “lo que buscan es tener en el Ecuador trabajadores de primera y de segunda; los unos amparados con más derechos y los otros con menos; eso es discriminatorio y atentatorio al marco constitucional”, remarcó.

Fuente El Comercio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba