Kevin Costner cumplió 65 años al timón de la época dorada de la televisión

Los Ángeles (EE.UU.).- Bailó con lobos, fue guardaespaldas y robó a los ricos para dárselo a los pobres, Kevin Costner ha interpretado personajes míticos para la historia del cine y ahora, cuando cumple 65 años, la estrella de Hollywood triunfa en la televisión con «Yellowstone», mientras escribe su propia serie.

Costner ha ganado Óscar, Globos de Oro y ha sido uno de los hombres más guapos del mundo, pero su gran logro es, sin duda, su capacidad para reinventarse constantemente en su carrera, centrada ahora en la televisión cuando la pequeña pantalla vive un momento de oro, como la edad que cumplió el actor.

Actualmente, triunfa como protagonista de «Yellowstone», una serie que pronto estrenará su tercera temporada y narra los conflictos en la frontera que divide el conocido parque estadounidense de Yellowstone, los terrenos protegidos de una comunidad indígena y un rancho privado.

En 2018, la producción se convirtió en la segunda más vista de la televisión por cable de EE.UU., solo por detrás de «The Walking Dead».

Pero además, el papel de Costner como propietario del rancho más grande del país ha inspirado un nuevo trabajo que, en esta ocasión, desempeñará detrás de las cámaras, pues escribirá su primera serie para televisión.

Hace un mes, la cadena ABC desveló que estaba trabajando con él para crear un drama centrado en un equipo policial que debe investigar una serie de crímenes cometidos en los parques nacionales de Estados Unidos.

De esta forma, el legendario intérprete tomará el timón de una producción en esta etapa de gloria que vive la televisión, a la que llegó pisando fuerte, con un papel folclórico en la miniserie histórica «Hatfields & McCoys» por el que se llevó en 2012 el Emmy y el Globo de Oro al mejor actor.

La miniserie además batió los récord de pago para una retransmisión no deportiva en Estados Unidos.

Pero de Emmys, Óscars y Globos, este responsable de revitalizar el género «western» junto a Clint Eastwood, sabía ya bastante, pues atesora bajo su nombre premios como mejor actor y director.

El actor que daba voz a Apu se retira de «The Simpsons» después de 30 años

Aunque no serán las recientes imágenes como administrador de un rancho ni la de barbudo fumador de pipa la que deje Costner en el imaginario del cine, ya que durante años fue uno de sus grandes galanes.

Nació cerca de la meca del cine, en California el 18 de enero de 1955, y destacó como jugador de fútbol y baloncesto hasta que se acercó a la interpretación durante sus años de universidad, donde se graduó en empresariales.

Decidió mudarse a Hollywood tras hablar con el actor Richard Burton («1984», «Cleopatra»), quien le recomendó que fuera a por todas en la capital cinematográfica. Sus primeros trabajos fueron como transportista y guía turístico.

Costner empezó a actuar en películas en el año 1981 y conoció sus primeros éxitos en 1985 con «Silverado» y «The Untochables» (1987).

Más tarde, alcanzó prestigio cuando protagonizó y dirigió «Dances With Wolves» (1990), y volvió a triunfar con sus papeles en «JFK» (1991) y «The Bodyguard» (1992), el clásico en el que compartió pantalla con la estrella Whitney Houston.

Entre sus anécdotas está el reunir los premios más prestigiosos del séptimo arte pero también los menos al poseer tres Razzies, unos populares galardones parodia, al peor actor.

Fuera del mundo cinéfilo, Costner es un apasionado de la música, afición que calma con su propio grupo de rock and roll: «Kevin Costner & Modern West», que ya ha editado cuatro discos.

Tampoco duda en pronunciarse políticamente. Comenzó como republicano amigo de Ronald Regan pero cambió su afiliación y fue un defensor de Barack Obama en 2008.

Ahora apuesta públicamente por el candidato demócrata Pete Buttigieg para ganar a Donald Trump en las próximas elecciones. EFE

ra