Jason Momoa quedó atrapado en un elevador

Ciudad de México.- Quedarte atrapado en un elevador puede ser una de las peores experiencias de la vida… a menos que estés con Jason Momoa.

Este martes, el protagonista de Aquaman se quedó atrapado en un elevador al lado de otras 5 personas y de su perro Rama. Sin embargo, lo tomó con mucho humor e improvisaron una fiesta con cervezas y bocadillos.

Durante un viaje a Vancouver, Canadá, el elevador del hotel en el que se hospedaba tuvo una falla y los dejó dentro por horas. Por fortuna ninguno entró en pánico, y mientras el perro de Momoa tomaba una siesta los demás aprovecharon para platicar.

Nuevo tráiler de «Star Wars: El ascenso de Skywalker»

A través de su cuenta de Instagram, Jason Momoa compartió varias historias en las que sus compañeros de tragedia hablaban del hambre que tenían y de lo que iban a hacer cuando lograran salir del encierro.

Momoa mostró también imágenes del intento de rescate, en el que personas del hotel rompieron el techo para intentar sacarlos por ahí, aunque finalmente no lo lograron y al parecer tuvieron que esperar a otros técnicos.

Mientras intentaban rescatarlo, todos aprovecharon para tomar cerveza y comer M&Ms. El boxeador Florian ‘Big Nasty’ Munteanu intenta apretar todos los botones sin éxito y luego dice que tiene mucha hambre, pero quiere ramen.

Después de un rato, todos empiezan a bromear sobre a quién de ellos deberían comerse si continúan atrapados ahí, pues no aguantan el hambre.

Durante la fiesta improvisada, los acompañantes del actor se quejan también del hotel, mientras su perrito cambia de posición para seguir durmiendo.

Lamentablemente Jason no compartió historias sobre el desenlace de esta historia, aunque esperamos hayan podido saciar el antojo de ramen al salir.

Fuente: Excélsior

ra