Drexler afronta «con nervios» presentar «en casa» su gira más «artesanal»

Montevideo.- El cantautor uruguayo Jorge Drexler, que actuó este martes y actuará hoy miércoles, en Montevideo, declaró que afronta ambos conciertos incluidos en su gira «Silente», que él define como «muy artesanal», con «los nervios» de tocar «en casa».

«(Los afronto) con los nervios que tiene siempre tocar en casa. Tocar en Montevideo es un desafío extra para mí y, además, estar a la altura de la expectativa de la gente, que hace dos meses que agotó las entradas, lo cual da vértigo solo pensarlo», indicó ante la prensa el compositor, ganador de un Óscar en 2005.

El músico, autor de canciones como «Al otro lado del río», «Todo se transforma», «Milonga del moro judío», «Horas» o «El pianista del gueto de Varsovia», hizo estas declaraciones horas antes del primero de los dos conciertos que ofrecerá en el Auditorio Nacional del Sodre.

Al respecto del recital de este martes, el cantautor (Montevideo, 1964) lo describió como «muy artesanal» y «frágil», si bien «ya está bastante establecido el ritmo» después de 20 conciertos ofrecidos en su actual gira.

«Es muy artesanal, no tenemos luces programadas, no tenemos proyectores, no hay máquinas de humo, evitamos todos los ruidos de los equipos que hagan ruido, todo es movido tracción a sangre, con personas moviéndolas, las luces están fijas (…). Es muy teatral, muy sobrio y muy artesanal», detalló.

El objetivo es «hacer música con el silencio, tener el silencio como materia prima», consideró.

En esta última gira, el cantautor uruguayo prescinde de banda adicional y sale solo al escenario con diferentes tipos de guitarra en un juego de luces y sombras, en el que recrea nuevas versiones de algunos de sus temas de siempre.

Este martes, Drexler participó, en calidad de embajador iberoamericano de la Cultura, en una visita al programa Iberorquestas Juveniles de fomento a la actividad musical para jóvenes en situación de riesgo social, bajo el auspicio de la Secretaría General Iberoamericana (Segib).

Posteriormente, los integrantes del Sistema de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Uruguay le ofrecieron una recepción musical con la interpretación de varios de sus temas.

Una experiencia de este tipo «es un dinamo, una fuente de ciudadanía y de paz para una sociedad», indicó Drexler, quien agregó que «la música tiene la capacidad de generar conciencia, empatía y herramienta de democracia y de paz, aunque parezca exagerado». EFE

ra