Autoridad mexicana de telecomunicaciones aprueba la fusión Disney-Fox

México.- El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) de México aprobó este martes por unanimidad, pero sujeta a condiciones, la fusión por la que The Walt Disney Company (Disney) adquirió los activos de Twentieth-First Century Fox (Fox).

La operación quedó condicionada a que las compañías acepten vender los canales y derechos de programación de Fox Sports en México, debido a que el IFT concluyó que la propiedad de ESPN por parte de Disney crearía una concentración y dejaría a un único competidor en ese mercado específico.

El Grupo Televisa sería el principal afectado por la concentración debido a su participación en el mercado de transmisiones deportivas.

Mediante un comunicado, el IFT indicó que “por tratarse de una concentración internacional”, sus efectos fueron analizados por las autoridades en materia de competencia económica en los distintos países donde operan estas empresas, incluyendo México, Estados Unidos, Europa y Brasil.

Se señaló que en estos países “las autoridades de competencia identificaron efectos y riesgos específicos en sus mercados y autorizaron la concentración sujeta a diversas condiciones para evitar los problemas identificados”.

Mientras que en México, la operación fue sometida al análisis y la decisión del IFT, por los efectos que pudiera tener en los mercados que pertenecen a los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión.

El 8 de febrero pasado, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que veía “conflictos de intereses” en la compra de Fox por parte de Disney y expresó preocupación por un probable incremento de precios para ver el fútbol en televisión en México.

“Soy respetuoso con el organismo que regula y define sobre estos temas, pero también tengo información de que hay conflictos de intereses”, aseguró el mandatario tras ser preguntado en su matutina conferencia de prensa.

Aunque no desveló el nombre, López Obrador señaló que un antiguo funcionario del IFT trabaja ahora para las compañías implicadas.

“Pienso que se debe ver con cuidado esta fusión”, argumentó el presidente, quien admitió que legalmente no le “corresponde” autorizarla y señaló que los organismos anticompetencia “no son infalibles”.

Pero lo que “más preocupa” al presidente sobre este tema es que “se cobre por ver el fútbol”, por lo que pidió que la fusión de ambas empresas no sea “una decisión que afecte a los consumidores”.

Un día antes, el 7 de febrero, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) de México había avalado la compra de Fox por parte de Disney dado que la operación tiene “pocas probabilidades de afectar el proceso de competencia”.

Disney y Fox son dos de los mayores estudios de cine de Hollywood y también proveedores de canales de televisión como Disney Channel, los canales Fox, los canales National Geographic y los canales History.

La propuesta de adquisición combinará Disney y activos de Fox en todo el mundo, incluidos sus estudios de cine y televisión, y sus negocios de cable y televisión internacional.

Disney aprobó en diciembre de 2017 la adquisición de la mayoría de las acciones de Fox por 52.400 millones de dólares.

Sin embargo, en junio pasado Disney mejoró esa oferta y anunció que compraría los activos de la Fox valorando cada título en 38 dólares, por encima de los 28 dólares acordados inicialmente en diciembre.

Esta oferta eleva el valor de los activos en juego hasta 71.300 millones de dólares, por encima de los 65.000 millones ofrecidos por Comcast y de los 52.400 millones de la oferta original de diciembre que había sido convenida en principio por Disney y Fox. EFE

ra