Danay García: «Fear the Walking Dead me ha hecho evolucionar como ser humano»

Nueva York.- La actriz cubana Danay García, que interpreta uno de los protagonistas en la serie de éxito «Fear the Walking Dead», reveló que la intensidad del personaje al que representa, que se enfrenta a las dificultades de un mundo apocalíptico, le «ha hecho evolucionar como ser humano».

«He aprendido que el ser humano tiene mucha visión para avanzar, evolucionar, vivir y encontrar la felicidad en situaciones extremas», explicó García, de 34 años, en una entrevista con Efe de cara al estreno de la quinta temporada de la serie, que está prevista para el mes de abril.

La intérprete se mete en la piel de la joven Luciana Gálvez, una mujer decidida pero compasiva que lidera uno de los grupos de supervivientes de una creciente invasión de zombies ante las constantes amenazas a las que se enfrentan.

La quinta temporada, que llevan grabando en la ciudad texana de Austin desde el pasado mes de noviembre, ha requerido de gran esfuerzo, tanto físico como psicológico, ante las duras condiciones que conlleva grabar una buena parte de las escenas en exteriores.

«Es un trabajo que demanda mucho del actor. Son muchas horas, siempre en una localización, fuera, pasando frío, lluvia, calor… (…) La audiencia está recibiendo una vivencia real del ser humano que estamos en el medio de la nada», agregó la actriz de «Fear the Walking Dead», cuyo DVD de la cuarta temporada salió a la venta el 5 de marzo.

Mentalmente, interpretar un personaje que lidia con una situación tan perturbadora como es el fin de la humanidad, requiere de constantes cuidados, algo que García aborda con el ejercicio, la lectura o la jardinería, entre otros.

«Cuando trabajas de una forma tan extrema y regresas a casa tienes que tener una vida normal, natural, con un pequeño huerto que cuidar», afirma.

Pese a los altos niveles de exigencia, su papel en esta serie, una precuela de la también exitosa «The Walking Dead», también le ha llevado a poder transmitir a las nuevas generaciones el ejemplo de lo que significa ser una mujer completa alejada de los cánones impuestos por la sociedad.

«Me gusta trabajar mi personaje porque quiero que ese mensaje llegue, que la mujer para ser completa no tiene que ser solo ruda. La vulnerabilidad también es una fuerza, el sentimiento es una fuerza», ilustró García, que se toma con seriedad la influencia de su trabajo sobre la juventud.

«Es una responsabilidad que para mí es muy importante, no es nada ‘light'», sentencia.

Nacida en Cuba pero con sangre asiática en las venas, llegó a Los Ángeles con 19 años para avanzar en su carrera profesional, durante la que ha tenido que enfrentarse a constantes estereotipos de lo que significa ser latina.

«Me costó un poco de trabajo cuando en una audición veían ‘Danay García’ y se imaginaban que yo iba a ser la típica latina como Sofía Vergara o Salma Hayek: la mujer latina, voluminosa, con el pelo rizado. (…) Tuve que cortar muchos estereotipos de lo que son latinas, (porque también) somos rubias o asiáticas», contó.

La intérprete, que además ha escrito, dirigido y producido el cortometraje «La Cura», sueña con actuar junto a su ídolo, Meryl Streep, «la más grande».

«Si me la ponen delante y me dicen ‘acción’, me desmayo. He aprendido mucho de ella», revela García, que es muy consciente de que el éxito llega con el trabajo duro, y que la fortuna juega sólo una pequeña parte.

«Esa es mi suerte: saber y entender que en esta vida todo tiene que ver con tu aporte, con lo que tú contribuyas a todo lo que haces, y si te enfocas en la contribución, en lo que puedes construir y no lo que puedes quitar, ahí te llega la suerte», zanjó. EFE

ra