Acusaciones contra R. Kelly por abuso vuelven a la luz tras un documental

Los Ángeles (EE.UU.).- Las acusaciones por abuso sexual contra R. Kelly, que han rodeado de controversia al cantante estadounidense durante años, han vuelto a la luz estos últimos días tras la emisión de una serie documental que ha llevado a las autoridades a interesarse de nuevo por estos presuntos delitos.

«Surviving R. Kelly» es el título del documental de seis episodios que emitió el canal Lifetime entre el 3 y el 5 de enero y que ha desatado una gran polémica estos días en EE.UU. acerca de este artista de R&B que alcanzó la fama en los años 90.

La serie documental explora las numerosas acusaciones en contra de R. Kelly por parte de mujeres que lo señalan por agresiones sexuales y psicológicas de todo tipo, algunas de ellas cuando eran menores de edad.

El abogado de los familiares de Joycelyn Savage, que sostienen que esta joven se encuentra retenida por R. Kelly en contra de su voluntad, aseguró que la fiscalía del condado de Fulton (Georgia, EE.UU.) le ha contactado tras la emisión de la serie, informó hoy la cadena CNN.

Por otro lado, la fiscal del condado de Cook (Illinois, EE.UU.), donde se encuentra la ciudad de Chicago, pidió este martes públicamente que las presuntas víctimas de R. Kelly den un paso al frente para facilitar las investigaciones.

«No hay nada que podamos hacer para investigar estas acusaciones sin la cooperación de las víctimas y los testigos», afirmó.

R. Kelly, de 52 años y natural de Chicago, ha negado constantemente las numerosas acusaciones de abusos sexuales y de pederastia en su contra a lo largo del tiempo.

Cuando tenía 27 años, el artista se casó de manera ilegal con la cantante Aaliyah, que entonces solo tenía 15 años.

En 2002 se supo de un vídeo en el que supuestamente aparecía manteniendo relaciones sexuales con una menor, pero en 2008 fue absuelto del juicio por este asunto en el que se le acusaba de pornografía infantil.

Asimismo, en 2017 un artículo del portal BuzzFeed acusaba a Kelly de estar detrás de una «secta abusiva» de carácter sexual.

En julio del año pasado, el cantante presentó un tema titulado «I admit» («Yo admito», en inglés) en el que rechazaba las acusaciones en su contra, pero reconocía haber hecho «cosas mal» en su carrera.

«Dicen que estoy abusando de esas mujeres. Qué mierda absurda es esa. Les han lavado el coco, ¿de verdad? Les han secuestrado, ¿de verdad? No pueden comer, ¿de verdad? Menuda conversación, esta mierda suena estúpida», aseguraba.

«Admito haber follado con todas las mujeres, tanto mayores como jóvenes. ¿Pero cómo pueden llamarlo pedofilia? Esta mierda es una locura», añadía en la canción. EFE

ra