El Rock in Rio atrasa los conciertos del sábado por el Uruguay-Portugal

Lisboa.- La programación de conciertos del próximo sábado del Rock in Rio Lisboa, que incluye a artistas como Katy Perry, será atrasada para no coincidir con el partido Uruguay-Portugal de los octavos de final del Mundial.

Según confirmó hoy a Efe la organización, el programa previsto será sustituido por la retransmisión en directo del partido a partir de las 19.00 hora local (18.00 GMT) en todas las pantallas habilitadas en el Parque da Bela Vista, sede del evento.

A esa misma hora tendrían que empezar los conciertos de Carlão y Paula Flores en escenarios alternativos, mientras que un cuarto de hora después estaba marcado el inicio de la actuación de D4rkframe y a las 19.45 el de Ivete Sangalo en el llamado Escenario Mundo, el mayor de los cuatro.

Tras la brasileña, el escenario principal debería albergar dos conciertos más, los de Jessie J y Katy Perry, una de las mayores estrellas de la edición de este año junto con Bruno Mars.

Con las alteraciones en los horarios, el concierto de Perry podría arrancar pasada la medianoche, la misma hora a la que acabaron las actuaciones principales de Muse en la primera jornada o el propio Mars en la segunda.

Los responsables del evento todavía no han divulgado el nuevo horario y se desconoce qué sucederá con los conciertos marcados para antes de las 19.00 y que podrían llegar a coincidir con el partido si se mantiene la duración habitual durante los dos primeros días, que fue de entre 75 y 90 minutos por actuación.

El caso más relevante sería el de Hailee Steinfeld, que está programada para salir al escenario principal tan solo una hora antes del pitido inicial.

Unos días antes del inicio del festival, su directora, Roberta Medina, anunció el adelanto de la hora de cierre diario del escenario principal a las 00.30 horas: «La idea es que la gente pueda ir tranquilamente al metro sin que el horario de cierre les afecte», explicaba.

La modificación en la programación podría llegar a afectar a las decenas de miles de asistentes, muchos de ellos españoles, en caso de alargarse la velada, ya que el metro de Lisboa opera durante los días del evento hasta las 03.00.

El Rock in Rio Lisboa 2018 celebró dos de sus primeras cuatro jornadas el pasado fin de semana, en las que recibieron un total de 156.000 visitantes.

El festival arrancó con una asistencia de 71.000 personas y los conciertos de Muse, Bastille, Haim y Diogo Piçarra; mientras que el segundo día, con Bruno Mars y Demi Lovato como grandes cabezas de cartel; agotó las 85.000 entradas que se pusieron a la venta. EFE

ra