Cooper confiesa que Lady Gaga lo animó a cantar en «A Star Is Born»

Nueva York.- El actor Bradley Cooper confesó que Lady Gaga, con quien coprotagoniza la nueva versión de «A Star Is Born», lo animó a aprender a cantar para su papel en esa película, y que llegó a sentirse atemorizado en una escena con su ídolo, Robert de Niro.

Durante una charla con De Niro como parte del Festival de Cine de Tribeca, Cooper se refirió a su más reciente producción, que se estrenará en mayo próximo y en la que debuta como director.

«Gaga me dijo: ‘voy a asegurarme que te conviertas en un músico de verdad para hacer esta película’, porque tenía que cantar en vivo y porque ella no iba a permitir que hiciera mímica en las escenas de canto. Y así fue, pasé el último año aprendiendo a cantar, a vocalizar y hacerlo enfrente de mucha gente», sostuvo.

Cooper definió incluso a la cantante de «Poker face» y «Judas» como una «revelación».

Además, recordó una escena de la cinta «Silver Linings Playbook» (2012) en la que De Niro, quien interpretaba a su padre, le riñe por haber asistido al partido en el que perdió su equipo favorito.

«Cuando hicimos la toma él estaba muy comprometido y concentrado en su personaje y yo estaba aterrado. Recuerdo que me dijo: ‘¿Qué pasa?’ Y yo pensé que algo estaba mal, pero esa era la línea de su personaje y no pude verlo porque estaba aterrado», aseguró.

Cooper y De Niro han compartido set en otras tres ocasiones: en 2011 para «Limitless»; «American Hustle», en 2013; y «Joy», en 2015.

En otro pasaje de la conversación, a la que se sumó David O. Russell, quien ha dirigido tres de las cuatro películas que han compartido Cooper y De Niro, el actor relató que en sus primeros años de carrera sabía que quería actuar, pero sentía miedo y estaba apenado de hacerlo frente a la gente.

«Ser un niño curioso me ayudó y eso me llevó a la actuación, pero me aterraba y me sentía avergonzado de actuar y hablar frente a la gente. Pero mi ambición fue más allá», sostuvo.

También se refirió a su papel en «American Sniper» e indicó que lo hizo crecer «como actor y como persona».

«Para mí no fue solo una película de guerra, para mí fue la historia de un soldado y fue sorprendente que visualmente no atrajo la atención que esperamos y que la gente la vio solo como una película de guerra», afirmó.

En un momento de charla, que se extendió durante una hora, y ante una pregunta de un asistente sobre el papel que jamás interpretaría, De Niro se robó unas cuantas risas al responder que no encarnaría al presidente de EE.UU., Donald Trump, a quien ha criticado en otras ocasiones.

El festival, que arrancó el pasado miércoles y se prolongará hasta el 29 de abril, reúne a directores y otras personalidades del séptimo arte, y este año trae una selección de 96 títulos en la que destaca una inédita presencia de realizadoras femeninas. EFE

ra