ENTÉRATE, El Récord que mantiene Massimiliano Allegri en casa de la Juventus

El técnico del Juventus, Massimiliano Allegri, logró con el triunfo del último domingo ante el Bolonia (3-0) la vigésima sexta victoria consecutiva en su propio estadio, una marca que tiene como base la gran atención en mantener la portería imbatida.

Los “bianconeri”, dominadores absolutos del fútbol italiano en los últimos cinco años, en los que ganaron sendos “Scudetti” (títulos ligueros), se lucieron por la capacidad de imponer su ritmo en los partidos, concediendo muy pocas ocasiones a sus rivales.

De los 26 encuentros con los que el club turinés construyó su histórica marca en el Juventus Stadium, 17 de ellos terminaron sin encajar goles y hasta siete acabaron con 1-0, lo que supone una prueba más del “cinismo” del equipo de Allegri.

El entrenador toscano firmó por el Juventus Turín en el verano de 2014, y empezó a trabajar en medio del escepticismo de una afición muy dolida por la inesperada salida de Antonio Conte, y que no le perdonaba su anterior experiencia en el banquillo del rival Milan.

Allegri tomaba el mando de un equipo que venía de ganar tres “Scudetti” consecutivos, que había sido guiado por un entrenador que hacía de la solidez defensiva y de la gran intensidad sus armas principales para llegar al éxito.

A pesar de las dudas iniciales, el nuevo entrenador supo ganarse la estima del vestuario y de la afición, aportando sus cambios tácticos de forma gradual y sin revoluciones, lo que le consintió perfeccionar el trabajo de Conte y añadirle otras soluciones.

Allegri logró construir una máquina que roza la perfección en el Juventus Stadium, donde ningún equipo de la Serie A (Primera división) ha podido puntuar desde el pasado 23 de septiembre, cuando el recién ascendido Frosinone consiguió un inesperado 1-1.

La interminable racha de victorias tomó impulso entonces, después de haber sufrido un nefasto e inusual comienzo de temporada.

Los “bianconeri” debutaron esta campaña en la Serie A con una derrota como locales contra el Udinese (0-1), y tropezaron también en los dos siguientes duelos jugados en casa, contra el Chievo Verona (1-1) y el citado Frosinone (1-1).

Pero a partir de ahí, “La Juve” inició un cambio que mantiene hasta hoy.

Tras lograr la vigésima sexta victoria consecutiva, Allegri confesó que su objetivo es que el equipo transmita la sensación de que “nadie pueda marcarle goles”, algo que -elogió- la plantilla consiguió en el duelo contra el Bolonia.

El técnico toscano suele destacar en sus ruedas de prensa que el campeonato italiano se gana “recibiendo entre 15 y 20 goles”; y las estadísticas le dan la razón.

En los últimos diez años, los equipos que se hicieron con el “Scudetto” terminaron con la defensa menos batida del campeonato; y solo dos veces en el nuevo milenio ganó un club que no lideraba en ese dato (el Milan en 2004 y el Roma en 2001).

Allegri lleva ya varias temporadas insistiendo en este sentido, también en la Liga de Campeones de Europa.

El entrenador sorprendió a muchos el curso pasado cuando, en la rueda de prensa previa al choque contra el Bayern Múnich alemán que se disputaba en el Juventus Stadium, afirmó que el 0-0 en casa es un “óptimo resultado”.

El italiano forma parte de quienes consideran el empate a cero como local en la ida como un resultado muy positivo, en los partidos de eliminatoria directa, ya que permite hacerse con el pase de ronda con un 1-1 en el campo de los rivales.

Los grandes números de Allegri han sido posibles gracias a una línea defensiva formada por tres jugadores de gran personalidad: los internacionales italianos Andrea Barzagli, Leonardo Bonucci y Giorgio Chiellini.

El trío ha conformado la defensa menos batida del campeonato italiano en los últimos años, y ha sabido transmitir la mentalidad de Allegri también a sus sustitutos.

De hecho, en los períodos en los que alguno de los tres citados zagueros estuvo de baja, Daniele Rugani y el marroquí Mehdi Benatia fueron elegidos para reemplazarlos y lo hicieron con gran eficacia, gracias a los sólidos mecanismos defensivos de todo conjunto turinés.

Siguiendo estos principios, Allegri ha logrado convertirse en un entrenador de nivel internacional y en uno de los técnicos con mayores victorias de la historia del Juventus.

Su filosofía futbolística ha permitido al cuadro “bianconero” ganar dos dobletes consecutivos (“Scudetto” y Copa Italia) en los últimos dos años, y ha plasmado a una plantilla que sale en esta temporada con el objetivo de pelear hasta el final también en la Liga de Campeones.

EFE

SG

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba