En Playas se producen los galardonados vinos ecuatorianos Dos Hemisferios y se exportan a cinco países

Aquella creencia de que en Ecuador era imposible cosechar uva para vino fue lo que motivó al quiteño Guillermo Wright, de 68 años, a incursionar en ese mercado.

Desde 1999 decidió demostrar lo contrario. Ocurrió después que, junto con un amigo, observaron granjas experimentales en Playas, provincia del Guayas. Allí veía el cultivo de uvas de mesa y se sintió atraído por esa práctica.

Cerca del sitio compró 360 hectáreas y cosechó 3 con cultivos de uvas de mesa, lo cual resultó. Sin embargo, Wright quiso ir más allá y pensó que era posible también cultivar uvas de vino.

Para esto, importó tres plantas desde Brasil y Argentina en el 2004: Malbec, Cabernet para vino blanco y Chardonnay para tinto.

Ese intento no resultó, pero insistió. Y fue en 2006 cuando, junto con el enólogo argentino Abel Furlán, consiguieron su primer vino: Paradoja.

Un año después nació Bruma, que simboliza la bruma del amanecer que cubre el viñedo día a día. Y en 2008, Enigma, en alusión a la incógnita sobre cómo iba a resultar la uva sembrada para este vino. Este fue el primer vino blanco.

Fuente El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba