En Playas, la profesora Carolina Espinoza visita la casa de cada uno de sus alumnos para que puedan estudiar

Su primera jornada es de 08h00 a 09h00 con los niños de 5to. año de educación básica. Luego, de 11h00 a 12h00 da clases a estudiantes de 7mo. año.

Pero sus ‘clases virtuales’ no terminan ahí. De 13h00 en adelante, algunas veces hasta un poco más de las 16h00, la docente Carolina Espinoza, montada en su bicicleta, con la pizarra en su hombro, se dirige hasta las casas de los alumnos, quienes no pudieron conectarse, ya sea por falta de internet o implementos tecnológicos.

“Cuando veo el monitor noto que tengo 30 estudiantes y son 45… me faltan 15, entonces, por esos 15 salgo a entregar (las fichas) con mi pizarra pequeñita a explicarles. Si no se ha conectado es porque no tiene internet o no tiene computadora. Acá en Playas la necesidad es terrible. A veces hay un celular para los cuatro hijos que estudian y en unas ocasiones coinciden los horarios de estudio”, comentó Carolina quien es maestra de la escuela Juan Bautista Yagual Mite, en Playas Villamil, cantón de la provincia del Guayas.

Esa necesidad fue la que motivó a la profesora de 40 años de movilizarse, pese a que nadie se lo ha pedido.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba