DestacadoPolíticaSalud

En las carpas en las afueras de Guayaquil se atiende a unas 10 personas cada hora

Dos carpas instaladas en los puntos de ingreso a Guayaquil atienden desde el sábado a pacientes con síntomas de COVID-19 para evitar el colapso de hospitales.

Dos médicos y dos enfermeras reciben en el peaje de Chivería, en la vía a Daule, y en el peaje de la vía a la Costa a los cientos de pacientes que en su mayoría llegan desde recintos cercanos.

Ayer a la carpa de Chivería llegó, desde Daule, Juan Andrade, quien estaba preocupado porque desde hace dos días presentaba dolor de cabeza y malestar.

Una prueba rápida que dio negativo le dio cierto alivio, pero igual no baja la guardia contra el virus.

A Juan lo atendió uno de los médicos que desde el sábado ha recibido a los pacientes en ese punto. Le recetó suero oral, vitamina C y paracetamol para el malestar. Todas esas medicinas fueron donadas por el Municipio y se entregan de manera gratuita.

En el caso de Juan puede ser un virus estacional o hasta influenza, decretó el médico, que aseguró que además de las pruebas rápidas cuentan también con pruebas de antígenos que son 99 % efectivas.

Solo hasta las 11:00 de ayer habían llegado a Chivería unas cuarenta personas, 10 fueron atendidas el sábado y el domingo 30 más, esas en un lapso de tres horas.

Aunque el médico a cargo aclaró que no puede revelar los resultados de las pruebas, indicó que están preparados para atender a pacientes más afectados por el virus y para gestionar su derivación a algún centro médico especializado en COVID-19.

En las carpas tienen ocho camas y concentradores de oxígeno para pacientes con dificultad respiratoria. La mayoría de los pacientes que han llegado a Chivería son de Daule, Pedro Carbo, Lomas de Sargentillo, Isidro Ayora, Pedro Carbo, Cascol, pero también hay personas de Guayaquil.

Luis, morador de la zona de Pedro Carbo, fue uno de los primeros en solicitar atención en este punto y aclaró que:
“No tengo síntomas, solo que cerca de mi casa vecinos han resultado positivos al virus y prefiero hacerme chequear para prevenir cualquier situación y no infectar a mi familia, más que nada aprovechar que es de manera gratuita”.

La alcaldesa se refirió a la implementación de estas carpas, que ya funcionaron en mayo pasado, en pleno pico.

“Pasamos de tres defunciones por COVID-19 a siete, lo cual ya es muy alarmante. Pero según nuestros expertos será la tercera o cuarta semana de enero cuando veremos los resultados de Navidad, Año Nuevo, la quema de años viejos, las personas que vinieron del exterior a visitar a sus parientes… Son fechas sumamente difíciles”, explicó.

Son carpas climatizadas, donadas por el Ejército, y el Municipio las abasteció de ocho camas, teniendo como opción de incrementar a diez, si es necesario, más concentradores de oxígeno, personal de salud, pruebas para detectar coronavirus y medicamentos.

El horario de atención será de lunes a domingo de 08:00 a 16:00, y en el sitio permanecerá un médico y dos auxiliares de enfermería, con la finalidad de brindar atención.

Durante la vigilancia epidemiológica de la semana, en Guayaquil se registró un incremento sostenido de la incidencia de casos sospechosos de 10,1 a 11,1 cada 10.000 habitantes; de igual manera, los casos confirmados de covid-19 pasaron de 1,2 a 1,32 por cada 10.000 habitantes, con una tasa de contagio de 1,2; a esto se suma el incremento de la mortalidad de 4,8 a un aproximado de 7 diarios sobre la media. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba