Cifras

Empresas optan por recortar beneficios y personal más que por nuevas figuras laborales vigentes en Ecuador

La mayoría de las empresas no se han acogido a las reformas laborales adoptadas en Ecuador en medio de la pandemia, pero han recurrido a la reducción de personal y de beneficios a sus trabajadores. Esto se refleja en los resultados de un estudio realizado por Deloitte Consulting.

Esta firma quiso identificar las principales estrategias que han adoptado las empresas en la gestión de talento humano en esta etapa de retorno a las actividades -una vez que terminó el estado de excepción decretado por la pandemia del COVID-19-, conocer la aplicación de los acuerdos y reformas laborales que constan en la Ley Humanitaria, y medir cambios en la estructura organizacional, compensaciones y beneficios.

Entre el 21 de agosto y el 15 de septiembre recopiló las respuestas de 108 empresas y estos fueron los resultados:

  • El 69 % de empresas no se acogió a la disposición de contrato especial emergente.
  • El 71 % no se está acogiendo a la suspensión emergente de la jornada de trabajo.
  • El 69 % no se acogió a la reducción emergente de la jornada de trabajo.
  • El 86 % afirma no haberse acogido a la modificación emergente de la jornada de trabajo.

Sin embargo, el 71 % de empresas disminuyeron su nómina. En relación con diciembre de 2019 y su personal actual, el 19% aumentó la cantidad de empleados, el 10 % no tuvo cambios y el 71 % disminuyó. De este último grupo, el sector que más “bajas” sufrió fue el de servicios (46 %).

El 24% considera que van a realizar algún tipo de acción como disminuir sueldos, no realizar incrementos, reducir o eliminar bonos, comisiones y beneficios para sus colaboradores. Y un 9% aún está esperando ver si habrá reactivación económica para poder tomar decisiones.

Entre el 53 % y 57 % eliminó beneficios como alimentación, movilización, subsidios por antigüedad, seguro médico.

  • Para los colaboradores presenciales, el 25 % aumentó los beneficios como seguro privado o ayudas en establecimientos educativos. El 28 % modificó el horario de entrada y salida, brindó bonos de eficiencia, y breaks en las jornadas. El 53 % eliminó beneficios, como por ejemplo la bonificación para movilización, servicio de alimentación, eventos y subsidios por antigüedad.
  • Para quienes están en teletrabajo, 31 % aumentaron beneficios como planes de internet y telefonía móvil, talleres y capacitaciones y envío de implementos de oficina al hogar. Un 26 % modificó beneficios como bono de gasolina para el personal semipresencial, suspensión de entrega de uniformes por este año, entre otros. El 57 % eliminó, por ejemplo, el servicio de alimentación, los eventos y bonificación para movilización.

Sobre los cambios en compensaciones y beneficios, el 42 % indicó que sí se han modificado en lo que respecta a:

Bonos anuales: El 50 % eliminó este beneficio, el 29 % cambió los indicadores, el 14 % disminuyó el valor y el 7 % difirió el pago. Estos cambios se dieron mayoritariamente (43 %) a nivel ejecutivo.

Subsidios: 50 % lo eliminó, 37 % redujo y 13 % creó nuevos subsidios. Estas modificaciones se aplicaron al 100 % de las áreas.

Comisiones: ¿Cuál fue la modificación? Disminución de metas, el 26 %, modificación de políticas 53 %, incentivo adicional 7 %, se asegura monto fijo 11 % y se eliminaron 5 %. Esto se aplicó en el área comercial 74 %, en cobranzas 9 % y en otras áreas 17 %.

Bonos mensuales: El 60 % decidió que no se pagan y el 40 % los disminuyó. Estos cambios se dieron en todas las áreas con un 50 %, en el área comercial 25 %, operaciones 10 % y otras 15 %.

Horas extras: No se pagan en el 76 % de empresas, disminuyeron en un 18 % y aumentaron un 6 %. Las modificaciones se aplican en todas las áreas, indicó el 59 % y en específicas, el 41 %. (I)

Fuente: El Universo

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar