Elon Musk comparte la segunda parte de los documentos sobre la censura de Twitter

El nuevo propietario de Twitter, Elon Musk, compartió este jueves otra parte de los archivos sobre la censura de la plataforma, al referirse a un hilo de la periodista Bari Weiss.

Weiss comunicó que la nueva investigación revela que la plataforma “creó listas negras”, “evitó que los tuits desfavorables sean tendencia” y “limitó activamente la visibilidad de cuentas enteras o incluso de temas de tendencia” sin informar a los internautas.

En concreto, según la periodista, Twitter incluyó en dicha “lista negra” al profesor de medicina de Stanford Jay Bhattacharya, quien argumentó que “los encierros del covid-19 perjudicarían a los niños”, al presentador estadounidense de derecha Dan Bongino y al activista conservador Charlie Kirk. Sin embargo, la red social “negó que haga tales cosas”, agregó.

Además, indicó que varios empleados de la plataforma confirmaron que en Twitter se usó “un filtro de visibilidad” como “una herramienta muy fuerte” para “suprimir lo que la gente ve a diferentes niveles”. Esta herramienta se utilizó para “bloquear las búsquedas de usuarios individuales, limitar el alcance de la capacidad de descubrimiento de un tuit concreto, bloquear las publicaciones de determinados usuarios para que no aparezcan nunca en la página de tendencias y para que no se incluyan en las búsquedas de hashtags”, reza la publicación de Weiss.

Asimismo, la periodista escribió que el grupo que se encargaba de limitar el alcance de determinados usuarios era llamado Equipo de Respuesta Estratégica (Equipo de Escalada Mundial o SRT-GET, por sus siglas en inglés), pero existía también un grupo secreto de altos ejecutivos de la plataforma “donde se tomaban las decisiones más importantes y políticamente delicadas”. El grupo secreto incluía al jefe de Asuntos Jurídicos, Política y Confianza, Vijaya Gadde, al director global de Confianza y Seguridad, Yoel Roth, además de los directores ejecutivos Jack Dorsey y Parag Agrawal y otros.

Entre otras cosas, Weiss tuvo acceso a la correspondencia interna de los empleados de Twitter que revela que la red social utilizó herramientas para restringir la visibilidad de tuits y temas cuando no se puede encontrar una infracción directa. “Si la exposición a, por ejemplo, la desinformación causa daños directamente, debemos emplear remedios que reduzcan la exposición”, escribió en uno de los mensajes el exdirector global de Confianza y Seguridad de plataforma, Yoel Roth.

Poco después, Musk anunció que Twitter está trabajando en crear “una actualización de ‘software’ que mostrará el verdadero estado de su cuenta, para que sepa claramente si ha sido bloqueado, el motivo y cómo recurrir”.

  • El pasado viernes, el magnate estadounidense reveló las medidas que —según dijo— tomó desde 2020 la plataforma para suprimir la historia del portátil de Hunter Biden. En su publicación, el empresario se refirió a un hilo del periodista y escritor Matt Taibbi.
  • Cuando el periódico New York Post publicó el material de Hunter Biden, Twitter “tomó medidas extraordinarias para suprimir la historia, borrando enlaces y publicando advertencias de que podría ser ‘dañino'”, e incluso bloqueó su difusión por mensajes directos, una herramienta que hasta ese momento solo se aplicaba a “casos extremos, como la pornografía infantil”, aseguró Taibbi. RT

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba