Elizabeth Cabezas: Al nuevo Presidente

Con un proceso electoral fluido y ágil, este domingo el país definió su rumbo para los próximos cuatro años. Guillermo Lasso Mendoza llegó a la presidencia con una holgada victoria que no deja lugar a duda.

Lasso logró un importante triunfo que lo compromete con todos los ecuatorianos, parte de su votación es de quienes en la primera vuelta apoyaron las propuestas de Xavier Hervas y Yaku Pérez, abanderados de las causas ambientalistas, derechos humanos, la agenda de las mujeres, de jóvenes, estudiantes y desempleados.

Las actuales condiciones del país son precarias en lo económico, frágiles en temas de salud y muy inciertas en temas de seguridad y empleo, por lo tanto, solo cabe desear éxitos en su gestión, las esperanzas de los ecuatorianos están en sus manos y sus aciertos serán el germen de la confianza, hasta ahora tan venida a menos, pero tan necesaria para construir el país de paz que todos anhelamos.

Su discurso conciliador, incluyente y respetuoso debe ser el estilo que defina la gestión de los próximos años lo que fortalecerá su liderazgo. No hay tiempo para distraernos en perseguir los errores de pasado, el futuro está hacia adelante y las acciones son a partir de ahora. Las buenas intenciones se concretan en tareas, sin poner en duda su capacidad para delegar y liderar, deberá ser muy cuidadoso con quienes le rodeen y evitar aquellos que no comprendan bien la responsabilidad y el reto histórico de gobernar el país y de sanar la democracia.

Presidente, la gestión pública requiere de conocimiento y experiencia, rodearse de personas capaces que dediquen sus esfuerzos a realizar bien su trabajo más que al conflicto político, es esencial para el éxito de su gestión. Los ecuatorianos nos sumamos en este viaje, con un nuevo mando, y con renovados sueños y esperanza para nuestros hijos y nietos, su éxito será el bienestar de todos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba