El viernes 6 de agosto se dará la audiencia para vincular al caso Isspol-peculado al empresario Jorge Chérrez Miño y cinco personas más

A poco de cumplirse dos meses de que no pudo instalarse la audiencia de vinculación de seis personas al proceso penal por un peculado que habría ocurrido en operaciones financieras de inversión irregulares que afectarían los fondos de Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social de la Policía Nacional (Isspol), la jueza de Pichincha Yadira Proaño dispuso que este viernes 6 de agosto se realice la diligencia.

El 9 de junio pasado no se pudo dar la audiencia para vincular al empresario Jorge Chérrez Miño, a los exdirectores de Riesgos y Económico-Financiero del Isspol Robert Luzuriaga y Orlando Nuques; y a los altos directivos de empresas inversoras Carlos Carbo Cox, Luis Álvarez Villamar y Luis Domínguez Viteri, debido a que la defensa de Chérrez Miño planteó un recurso de hecho y la jueza Proaño, para evitar que se reclame alguna nulidad en las siguientes etapas, decidió remitir el expediente a la Corte Provincial de Pichincha para que resuelva el recurso.

En la providencia del 2 de agosto pasado, Yadira Proaño explica que vuelve a tener conocimiento de la causa una vez que el expediente fue devuelto a la sala de origen, debido al desistimiento del recurso de hecho planteado por Chérrez Miño. El pedido de vinculación, aseveró Proaño en su providencia, ha sido presentado antes del vencimiento del plazo de la instrucción fiscal y por ello da paso a este.

La vinculación se dará a 74 días de que fenecieron los 90 días de instrucción fiscal dentro del caso que investigaba inicialmente a cuatro personas. El 24 de febrero pasado, Fiscalía formuló cargos contra los generales (s. p.) Enrique Espinosa de los Monteros y David Proaño, exgerentes del Isspol; y Alfredo Valverde y Santiago Duarte, exdirectores de Inversiones y Jurídico del Isspol, respectivamente.

De concretarse la vinculación de Chérrez, Luzuriaga, Nuques, Carbo Cox, Ávarez Villamar y Domínguez Viteri, luego de la audiencia que está convocada a las 10:30 en una de las salas del Complejo Judicial Norte, en Quito, a los 90 días de instrucción fiscal por el delito de peculado, se sumarán 30 días más, pues así lo determina la norma.

De la acusación de la Fiscalía se desprende que entre el 2014 y el 2019 se realizaron inversiones irregulares con fondos del Isspol sin cumplir con los principios de seguridad, rentabilidad y liquidez. Registros revelarían que el Isspol invirtió, a través de empresas representadas por Jorge Chérrez Miño, aproximadamente $ 693 millones.

Sobre Chérrez y Luzuriaga, en marzo pasado la justicia de Estados Unidos informaba que existía una orden de arresto en contra del primero y que el segundo ya había sido detenido en ese país. Ambos son investigados por ser parte de una trama de corrupción que incluiría una red de sobornos y lavado de activos ocurrida en el Isspol.

La investigación estadounidense señala que Chérrez habría entregado más de $ 2,6 millones a modo de sobornos a funcionarios de diversos rangos en el Isspol. De ese total Luzuriaga habría recibido casi $ 1,4 millones: cheques a nombre de Luzuriaga por $ 419.000, a través de familiares de Luzuriaga por $ 363.000 y retiros a través de una cuenta con tarjeta de débito por $ 313.000.

Aparentemente Luzuriaga recibió esos recursos por facilitar las negociaciones, pues no solo era director de Riesgos del Isspol, sino también miembro del Comité de Inversiones. México sería el último país en el que las autoridades estadounidenses ubicaron a Chérrez Miño.

Además, Carlos Carbo Cox es parte de los siete procesados en Guayaquil por el delito de falsedad de información, otro de los casos que forman parte de la trama de corrupción que involucraría recursos del Isspol.

El mismo viernes que se dará la audiencia de vinculación, por el principio de concentración, la jueza Proaño también conocerá el pedido de revisión de medida cautelar hecho por Paúl Ocaña en representación de su defendido, el general (s. p.) Espinosa de los Monteros. Lo que se buscaría es que se le retire la medida cautelar de uso de grillete electrónico y solo quede la presentación periódica, la cual le fue impuesta luego que se le cambió la orden de prisión preventiva dispuesta en la audiencia de formulación de cargos. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba