El titular del Senado de EEUU bloqueó la votación para la ampliación a USD 2.000 de los cheques de ayuda directa

El líder de la mayoría del Senado de Estados Unidos, el republicano Mitch McConnell, asestó este miércoles lo que probablemente será un golpe definitivo a la propuesta de aumentar las ayudas contra el coronavirus a los estadounidenses, negándose a programar una votación rápida en el Senado sobre un proyecto de ley para aumentar los cheques de ayuda de 600 a 2.000 dólares.

McConnell dijo ante el Senado que un proyecto de ley aprobado por la Cámara de Representantes controlada por los demócratas, que buscaba satisfacer las demandas de su colega republicano Trump de unos cheques más abultados, “no presenta un camino realista para ser aprobado por vía rápida en el Senado”.

El máximo líder de los legisladores oficialistas, que controla la agenda del Senado y se opone al aumento de las ayudas, presentó en cambio otro proyecto de ley que combina los cheques de 2.000 dólares con disposiciones inaceptables para los demócratas, que podrían bloquearlo. La llamada “píldora venenosa” son disposiciones como la modificación de la “sección 230″, que protege a las plataformas digitales frente al contenido que se sube a ellas, y una pesquisa sobre las supuestas irregularidades de las elecciones, acusaciones que hasta ahora no cuentan con evidencias sólidas.

Con un nuevo Congreso que tomará posesión el domingo, esta acción acabará casi con toda seguridad con el intento de aumentar la cantidad por encima de los 600 dólares que el Congreso ya ha aprobado.

En lo que pareció un desprecio a la iniciativa de Trump, McConnell continuó: “El Senado no va a ser intimidado para que se apresure a aprobar más dinero prestado para las manos de los amigos ricos de los demócratas que no necesitan la ayuda”. El proyecto pone un límite para que el dinero solo sea repartido entre aquellos que ganan menos de USD 75 mil por año.

Los demócratas han insistido en que los cheques serán destinados a gente que necesita desesperadamente ayuda ante una crisis sanitaria que ha matado a casi 340.000 personas en Estados Unidos, pero McConnell se quejó de que no están guiados por criterios de necesidad. “Lo que estamos viendo en este momento es el intento del líder McConnell de aniquilar los cheques: los cheques de 2.000 dólares que muchas familias estadounidenses necesitan con desesperación”, declaró Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata.

La discusión se da a menos de una semana de la votación clave en Georgia, por dos escaños en el Senado y que terminará de definir quién controlará la Cámara Alta en 2021: actualmente, los republicanos cuentan con 50 asientos, dos más que la oposición, pero en caso de empate favorecería a los demócratas porque el voto definitorio sería el de la futura vicepresidente, Kamala Harris.

Bajo el proyecto que McConnell prevé presentar, los candidatos republicanos podrán decir que sí están votando a favor de la ampliación de ayudas, mientras los demócratas argumentarán que este bloqueo es consecuencia de que el Senado tenga una mayoría controlada por los conservadores.

El martes, el presidente saliente atacó a los líderes republicanos calificándolos de “patéticos” y acusó al partido de suicida si no apoyaba el aumento de las ayudas o la eliminación de las protecciones legales para las empresas de redes sociales.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba