El talento brasileño impulsa la victoria del Real Madrid

Cuando las papas quemaban, Real Madrid sacó adelante un complicado encuentro en el Alfredo Di Stéfano y se impuso por 2-0 frente a Osasuna para seguir soñando con el título de LaLiga que, de momento, tiene a tiro el Atleti.

De arranque, Eden Hazard mostró uno de sus mejores rendimientos del último tiempo y una corrida que rememoró a sus épocas doradas casi pone el primero para el Merengue, pero su remate se fue desviado. Sin embargo, no fue la única ocasión que tuvo el belga, ya que Marcelo habilitó por encima de toda la defensa al atacante, quien disparó de sobre pique y el arquero rival la despejó.

Los Blancos fueron creciendo en cuanto a la actuación y a las oportunidades de anotar a lo largo de los primeros 45 minutos, pero Sergio Herrera estuvo notable ante cada ofensiva de los locales, quienes no pudieron marcar ni por tierra ni por aire como lo intentó con un tremendo cabezazo Eder Militao, quien se cruzó con el guardameta.

En el segundo tiempo, los de Zidane continuaron con el asedio ante su oponente, pero el reloj se estaba consumiendo y los dejaba lejos de la pelea por el título. Sin embargo, la justicia divina se personificó en Eder Militao, quien en otra jugada aérea marcó el primero a los 75′ tras el centro de Isco.

Con la ventaja, el impulso ganado era favorable a los Vikingos, quienes se lanzaron más al ataque y aumentaron la distancia con una anotación sin querer de Casemiro, quien se llevó la pelota por delante tras un pase de Karim Benzema.

De esta manera, Real Madrid alcanzó las 74 unidades en LaLiga y quedó a solamente dos del líder Atleti. Lo próximo para el Merengue será cambiar de chip a modo UEFA Champions League para la vuelta de la semi contra Chelsea en Stamford Bridge, mientras que por el torneo recibirá a otro que pelea arriba: Sevilla. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba