El Real Madrid necesitó del tiempo extra para eliminar a Chelsea

Costó más de lo esperado, de hecho necesitó del tiempo extra para lograro, pero Real Madrid se metió en las semifinales de la UEFA Champions League tras eliminar a Chelsea en el Santiago Bernabéu a pesar de caer por 2-3. El global fue de 5-4.

De arranque, los Blues fueron un poco precavidos y tímidos a la hora de lanzarse al ataque y el Merengue impuso condiciones por un pequeños instante. Sin embargo, poco a poco los ingleses fueron creciendo en el juego.

Así fue como, tras hacerse con el control de la pelota, el conjunto dirigido por Thomas Tuchel se puso en ventaja a los 14 minutos con la anotación de Mason Mount, quien anticipó para quedarse con la pelota y colocarla al segundo palo para la apertura del marcador.

Desde ese momento en adelante, el equipo visitante se adueñó por completo del partido y dominó en todos los aspectos, aunque la posesión del balón no los llevó a aumentar la diferencia ante una buena cerrada defensa de los locales.

Las cosas siguieron así en el arranque de la segunda mitad, con la visita yendo al ataque cada vez con más peligrosidad hasta que la pelota parada le otorgó el segundo con el tiro de esquina de Mount que Antonio Rüdiger conectó en todo lo alto para igualar la serie.

A partir de entonces, los dueños de casa cambiaron apenas la dinámica de jugar y se lanzaron un poco más al ataque, aunque los Blues no se resguardaron tan atras y, todo lo contrario, presionaron alto. De esa manera llegó el tercero mediante Marcos Alonso, aunque el VAR anuló la acción por un toque casual en su mano previo al remate.

No obstante, esto no privó a los de Tuchel de ir en búsqueda de más con un Madrid completamente desconocido en defensa. A los 75′, Timo Werner realizó una gran jugada individual dentro del área en la que hizo pasar de largo y dejó tendidos en el suelo a dos defensores y definió con un poco de suerte gracias al remate desviado que entró lentamente por el segundo palo.

A los pocos minutos, Kai Havertz tuvo en su cabeza la chance de liquidar la llave, pero su testazo fue increíblemente atajado en la parte baja del arco por Thibaut Courtois. Al poco tiempo, Luka Modric se inventó un gran centro que Rodrygo conectó de primera para el 4-4 en el resultado global.

Los 90 minutos regulares terminaron con los visitantes en control de la pelota e incluso con un par de oportunidades de avanzar sobre el final con dos envíos aéreos que terminaron en los pies de Christian Pulisic y sus remates por encima del travesaño.

Con un comienzo de tiempo extra bastante similar, Real Madrid sacó provecho de las individualidades una vez más, esta vez con Vinícius y un centro perfectamente colocado en la cabeza de Benzema, quien agarró a contrapierna a Mendy para el 2-3.

De esta manera, ya sin más por hacer para Chelsea, el Merengue se quedó con el boleto a las semifinales de la UEFA Champions League, instancia en la cual espera por el ganador de la serie entre Manchester City y Atlético de Madrid. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba