Entretenimiento

El Puma desea reconciliarse con sus hijas Liliana y Lilibeth

Caracas.- Ante la tormentosa relación entre José Luis Rodríguez, «El Puma» y sus hijas mayores Liliana y Lilibeth Morillo, el intérprete de Culpable soy yo, emitió recientemente nuevas declaraciones al respecto.

En una entrevista con el programa mexicano Ventaneando, el cantante venezolano afirmó que está dispuesto a entablar una reconciliación con sus hijas, producto del matrimonio entre la también cantante Lila Morillo.

«Las cosas tienen que fluir por sí solas. A mí no me gusta forzar nada sino que fluyan con naturalidad, si es que sucede (la reconciliación)», aseveró El Puma, quien aseguró que en estos momentos tiene su conciencia tranquila.

«Yo tengo la conciencia tranquila. Todos los Dioses salen del mar, al cual tienen que volver. Como simbolismo, el mar es Dios y tenemos que volver ahí… yo estoy en paz completamente», dijo.

Asimismo, El Puma expresó que no tiene motivos para arrepentirse. «Por una cuestión de conciencia, si tú no has hecho nada de lo que no tienes que arrepentirte, pues estás tranquilo. Si yo tuviera cosas que estén mal, pues estuviera preocupado. Pero estoy tranquilo», comentó el cantante de 77 años de edad.

Por muchos años, la relación personal entre Liliana, Lilibeth y El Puma se ha visto empañada por controversias.

Hace tres meses las Morillo publicaron un vídeo en Instagram para dar a conocer su versión de los hechos con respecto a la relación que tienen con su padre.

«Que quede claro que no estamos promoviendo escándalos y nuestra intención no es ventilar cosas… porque al fin y al cabo se trata de nuestras vidas. Lo que sí está claro es que los hijos no se exponen a agresiones, a repudios, al escarnio público, eso no se hace», expresó la mayor de las hijas, Liliana.

«Hay mucho por decir, pero nosotras escogimos no hacerlo, a menos que nos veamos nuevamente en la necesidad de salir a defendernos porque él (El Puma) insista en desprestigiarnos, desvirtuarnos y difamarnos para promocionarse en sus series o libros. Pretende dar enseñanzas de vida incoherentes, no hay ilación entre lo que predica y lo que practica y sus patrones de conducta no son ejemplos a seguir. No quisimos seguir tocando el tema porque todos hablamos de Dios, pero alguien tiene que mostrarlo», indicó Lilibeth.

Fuente: DLA

ra

 

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar