El proyecto de fotografía de pies y baldosas que se ha convertido en viral en Instagram

  • 1Los suelos de la casa Ametller de Barcelona La casa Ametller, máximo exponente de la arquitectura modernista y el gótico catalán en Barcelona, fue uno de los primeros edificios que visitó Erras en Barcelona: “Tiene una historia tan rica en azulejo y mosaico que estos forman parte de la vida diaria de las personas allí. La mayoría tienen un viejo suelo de azulejo en su casa pero también puedes encontrar esta clase de patrones en edificios más accesibles como la Casa Ametller”.SEBASTIAN ERRAS
  • A finales siglo del XIX y principios del XX, el mosaico llegó a Valencia donde aún pervive, empujado por una potentísima industria de la cerámica. “Este es uno de mis grandes favoritos, quizás porque lo encontré por coincidencia. Pasé algo de tiempo en Valencia, tratando de encontrar el tipo suelo Nolla, tan común en esta área. Cuando hablé con unos amigos de ello, me llevaron a la casa de uno de ellos donde encontré este increíble mosaico en el comedor. Aún sigo fascinado por su belleza y sus detalles”.
    2El estilo Nolla de Valencia A finales siglo del XIX y principios del XX, el mosaico llegó a Valencia donde aún pervive, empujado por una potentísima industria de la cerámica. “Este es uno de mis grandes favoritos, quizás porque lo encontré por coincidencia. Pasé algo de tiempo en Valencia, tratando de encontrar el tipo suelo Nolla, tan común en esta área. Cuando hablé con unos amigos de ello, me llevaron a la casa de uno de ellos donde encontré este increíble mosaico en el comedor. Aún sigo fascinado por su belleza y sus detalles”.SEBASTIAN ERRAS
  • No solo el Paseo de Gracia y el Eixample pueden presumir de mosaicos, también el puerto de Barcelona posee auténticas delicias. “Hay un restaurante llamado Maritime que tiene un impresionante juego de azulejos. No es solo que el restaurante entero esté cubierto por estos preciosos azulejos sino que, además, han usado otros, muy icónicos, diseñados por el italiano Gio Ponti".
    3Gio Ponti a tus pies en el puerto de Barcelona No solo el Paseo de Gracia y el Eixample pueden presumir de mosaicos, también el puerto de Barcelona posee auténticas delicias. “Hay un restaurante llamado Maritime que tiene un impresionante juego de azulejos. No es solo que el restaurante entero esté cubierto por estos preciosos azulejos sino que, además, han usado otros, muy icónicos, diseñados por el italiano Gio Ponti».SEBASTIAN ERRAS
  • “Este es un viaje que fue posible gracias a Gucci y que ha sido el más memorable e impresionante de mi carrera. Desde que empecé el proyecto de los suelos de París que soñaba con volver a Cuba y ver que podía hacer allí. Nos abrieron las puertas en tantas casas y los locales nos recibieron tan bien... Este suelo lo fotografiamos en nuestra casa de Trinidad”, dice el fotógrafo del clásico mosaico cubano que empezó en La Habana en 1886 y se esparció después por toda la isla.
    4Los mosaicos de La Habana “Este es un viaje que fue posible gracias a Gucci y que ha sido el más memorable e impresionante de mi carrera. Desde que empecé el proyecto de los suelos de París que soñaba con volver a Cuba y ver que podía hacer allí. Nos abrieron las puertas en tantas casas y los locales nos recibieron tan bien… Este suelo lo fotografiamos en nuestra casa de Trinidad”, dice el fotógrafo del clásico mosaico cubano que empezó en La Habana en 1886 y se esparció después por toda la isla.SEBASTIAN ERRAS
  • Erras voló a Marrakech hace ya una década para explorar el palacio Real y los mosaicos que se construyeron hace dos siglos por orden del gran visir Si Moussa. Después repitió: “Volví a Marrakech este mismo año para explorar un poco más sus suelos. Acabé en casa de dos fabricantes locales de azulejos (PophamDesign) que usaban su hogar como patio de recreo para todas sus creaciones. Con esos diseños modernos y tan coloridos, sentí como si estuviera en el cielo”.
    5El cielo (a la inversa) de Marrakech Erras voló a Marrakech hace ya una década para explorar el palacio Real y los mosaicos que se construyeron hace dos siglos por orden del gran visir Si Moussa. Después repitió: “Volví a Marrakech este mismo año para explorar un poco más sus suelos. Acabé en casa de dos fabricantes locales de azulejos (PophamDesign) que usaban su hogar como patio de recreo para todas sus creaciones. Con esos diseños modernos y tan coloridos, sentí como si estuviera en el cielo”.SEBASTIAN ERRAS
  • Londres tampoco se resistió a la cámara del alemán, desde el mosaico moderno de Fulham road a los de la catedral de Westminster, pasando por un clásico imperdible de la capital británica: “Este es uno de los mosaicos más divertidos que he fotografiado en mi vida. Lo encontré en la Michelin House (Bibendum Restaurant) donde habían construido la frase en latín 'nuns est bibendum' (es hora de beber)”.
    6Las divertidas pisadas de Londres Londres tampoco se resistió a la cámara del alemán, desde el mosaico moderno de Fulham road a los de la catedral de Westminster, pasando por un clásico imperdible de la capital británica: “Este es uno de los mosaicos más divertidos que he fotografiado en mi vida. Lo encontré en la Michelin House (Bibendum Restaurant) donde habían construido la frase en latín ‘nuns est bibendum’ (es hora de beber)”.SEBASTIAN ERRAS
  • “Todas las ciudades que he visitado hasta ahora tienen sus propias características cuando se trata de azulejos y mosaicos. En Barcelona ves preciosos suelos de azulejo, en Londres hay increíbles mosaicos y Paris tiene lo mejor de ambos mundos. Siempre me ha fascinado el patrón y la paleta de colores que tienen los azulejos de París. ¡Me encanta combinarlo con mis zapatos!”, cuenta Erras de la ciudad que en 1867 acogió la Exposición Universal en la que Garret, Rivet y Cíase presentaron el mosaico hidráulico como alternativa a la baldosa tradicional y arrancaron una auténtica revolución.
    7La revolución de la baldosas hidráulica en París “Todas las ciudades que he visitado hasta ahora tienen sus propias características cuando se trata de azulejos y mosaicos. En Barcelona ves preciosos suelos de azulejo, en Londres hay increíbles mosaicos y Paris tiene lo mejor de ambos mundos. Siempre me ha fascinado el patrón y la paleta de colores que tienen los azulejos de París. ¡Me encanta combinarlo con mis zapatos!”, cuenta Erras de la ciudad que en 1867 acogió la Exposición Universal en la que Garret, Rivet y Cíase presentaron el mosaico hidráulico como alternativa a la baldosa tradicional y arrancaron una auténtica revolución.

    Fuente: https://elpais.com/elpais/2018/10/08/album/1539007952_377845.html#foto_gal_7

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba