“El problema no son las noticias falsas, sino los líderes políticos que las utilizan”

El cambio climático no solo se alimenta de gases de efecto invernadero, sino también de noticias falsas. La desinformación es un fenómeno que ha acompañado al calentamiento global desde su descubrimiento por parte de la comunidad científica y su posterior divulgación, asociado principalmente a ámbitos negacionistas.

Este ha sido el tema que se ha tratado en el panel ‘Desinformación, noticias falsas y negacionismo del cambio climático’, que se ha celebrado dentro de la Cumbre del Clima (COP25), y en el que han participado Irene Lozano, secretaria de Estado de España Global; Richard Black, de la Unidad de Inteligencia de Energía y Clima, una organización británica dedicada a promover la lucha contra el cambio climático; Stephan Lewandowsky, científico cognitivo de la Universidad de Bristol; Berna González Harbour, periodista del diario español El País y Paul D. Thacker, periodista freelance.

El 5G chino… una carrera de 10 años

“El negacionismo y la desinformación es muy peligroso, y ha retrasado las políticas contra el cambio climático”, ha comenzado destacando Irene Lozano, que ha ejercido como moderadora en la charla. Lozano ha mencionado el importante papel de las redes sociales en este fenómeno, advirtiendo que gracias a ellas “hoy en día es más fácil llegar a la gente con discursos falsos”.

“Los responsables de esta emergencia climática son los que han llevado a cabo la campaña de desinformación; cuando han difundido la confusión entre la opinión pública, lo que la gente ha hecho es no presionar a los políticos y líderes para tomar medidas”, también ha mantenido.

“Las fake news han existido siempre”

“Las fake news han existido siempre. Junto a las noticias buenas, siempre han estado las falsas”, ha opinado Richard Black, para apuntar que los negacionistas del cambio climático “suelen tener una cierta arrogancia intelectual que se enorgullece de pensar de manera diferente”. Este antiguo periodista de la BBC especializado en ciencia y medio ambiente ha explicado que el negacionismo climático muchas veces se corresponde “con una posición ideológica” basada en conceptos liberales.

“Afortunadamente, es una batalla que han perdido en el Reino Unido“, ha continuado, porque allí “ahora los políticos se pelean por ver quién es más ecológico”.

Para la periodista y escritora Berna González Harbour, “el problema no son las noticias falsas ni la gente que las crea, sino los líderes que las utilizan para apoyar a sus políticas“, algo que considera “irresponsable, inmoral y que pone en peligro nuestro futuro”:

En la conversación ha aparecido varias veces el nombre del máximo mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, y González Harbour ha puesto como ejemplo en España el de la formación política VOX, quien a su juicio “está vinculando cambio climático con ideas progresistas, algo que no se ajusta a la realidad”.

“Creer lo que queremos creer”

En un plano más cognitivo, Stephan Lewandowsky ha expresado que “los seres humanos son especialmente buenos en creer lo que quieren creer, incluso a la luz de la evidencia”.

El científico ha explicado que en el negacionismo climático la ideología política es el factor más importante, y que “la gente que cree en el mercado libre es la que suele negar el cambio climático”. “Existe un profundo vínculo emocional, ya que es parte de la identidad de estas personas, y por tanto ven amenazada su identidad”, ha argumentado.

Preguntado sobre si la lucha climática conseguirá deshacerse del lastre de la desinformación, Lewandowsky se ha mostrado optimista, y ha recordado que aproximadamente hace tres décadas ocurrió algo similar con el tabaco y su vínculo con el cáncer de pulmón, y después con el agotamiento de la capa de ozono, y que en la actualidad ya no queda nadie que se atreva a negarlos.

Fuente: http://www.rtve.es/noticias/20191211/problema-no-son-noticias-falsas-sino-lideres-politicos-utilizan/1993559.shtml

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba