El Ministerio de Agricultura y Ganadería apoya a la UNA-EP con recursos de deuda del 2014

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) transfirió más de un millón de dólares a la Empresa Pública Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA-EP), recursos que le darán liquidez a la empresa pública, con lo que se viabilizarán los pagos pendientes a los productores arroceros.

El monto corresponde a una deuda que el MAG mantenía con la UNA-EP desde hace cuatro años por la entrega de kits de fertilizantes para la producción de quinua en la Sierra ecuatoriana, proceso inconcluso que fue resuelto en forma expedita por el ministro Rubén Flores.

Jairo Manzano, asesor de Gerencia de la UNA-EP, confirmó la transferencia efectuada e indicó que con ello se empezará a pagar a todo el sector arrocero.

Además, el Ministro informó que luego de diez años de tener cerrado el mercado colombiano, Ecuador inició el pasado 12 de marzo la exportación de arroz al país vecino.

Junto a los productores, el MAG construye un plan para la producción de arroz hacia el 2030.

El transporte de las primeras 130 toneladas, de un primer bloque programado de 6.000 toneladas, se lo hizo vía terrestre luego de que se concretaran las negociaciones con apoyo y facilitación de los ministerios de Agricultura y Ganadería, Comercio Exterior y la UNA-EP.

Con esta negociación se prevé que la UNA-EP tendrá una mayor liquidez, lo que le permitirá contar con recursos disponibles para atender la comercialización de la cosecha invierno 2018.

El arroz que se exporta proviene de pequeños productores y de la agricultura familiar campesina, 100% libre de transgénicos, ya que la semilla usada en la siembra es híbridos y/o variedades locales.

Además, por gestiones del Ministerio de Agricultura y Ganadería, la República Bolivariana de Venezuela analiza la posibilidad de permitir el ingreso de arroz ecuatoriano.

Para solucionar de manera definitiva el problema de la venta del arroz, el ministro de Agricultura y Ganadería, Rubén Flores, solicitó a la UNA-EP que presente una estrategia de comercialización.

Adicionalmente, junto a los productores de arroz está definida una hoja de ruta, a base de la cual se mantienen reuniones constantes con ellos y con representantes de las piladoras para construir y planificar una política de comercialización.

La hoja de ruta apunta a tener un plan hasta 2030, que incluye comercialización, articulación, representatividad de gremios, seguridad, ruedas de negocios y modelos de gestión para diversificar cultivos.

En las reuniones formales que han mantenido autoridades de esta Cartera de Estado, incluido el ministro Flores, han participado más de cien dirigentes del sector arrocero. /MAG

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba