El Madrid no entiende que se denuncie a Bale y no al Atleti

La Liga de Fútbol Profesional ha denunciado ante el Comité de Competición de la Federación Española el corte de mangas que Gareth Bale hizo a los aficionados del Atlético en el derbi del pasado sábado y, sin embargo, ha pasado por alto el trato que la grada del Wanda Metropolitano dedicó a Courtois. Y eso es algo que el Real Madrid no entiende. Al belga, que volvía al campo del Atlético por primera vez con la camiseta del máximo rival, no sólo le lanzaron ratas de peluche, sino también varios mecheros, dinero (para acusarle de pesetero por haberse ido al Madrid) y, lo que más asustó a Courtois, una botella de cristal. El guardameta mostró su preocupación a los miembros de seguridad del club blanco ante la posibilidad de haber podido ser impactado por dicha botella, que al ser de cristal y no de plástico la convertía en mucho más peligrosa.

Desde el fondo donde está ubicado el principal grupo de animación le cayeron la mayoría de estos objetos cuando se acercó a la portería al principio del encuentro. También se llegó a sacar una pancarta con el texto “Thibu, rata” y un dibujo del animal en lo que era un claro insulto al portero, que cambió este verano el Chelsea por el Real Madrid. El personal del club rojiblanco se apresuró para retirarlas y dejarlas detrás de las vallas publicitarias. El Real Madrid, molesto con el trato recibido por su guardameta, ya ha puesto en conocimiento de la Federación estos hechos.

El Código Disciplinario de la RFEF contempla el lanzamiento de objetos en su artículo 101.2 como “el lanzamiento de varios balones, o de cualquier otro elemento al terreno de juego procedentes de la grada, con independencia de si el juego está o no detenido”. Se sancionaría con “hasta 3.000 euros y un apercibimiento de clausura”.

Diario AS

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba