El Inter, campeón de Italia: Conte ya tiene su ‘vendetta’

Tras nueve años de dominación juventina, hoy empieza una nueva era para el Calcio. El Inter de Antonio Conte, que ayer batió al Crotone 2-0, es oficialmente el campeón de Italia 2020/21 gracias al empate a uno entre Sassuolo y Atalanta. Un triunfo (el número 19) merecidísimo, construido a partir de la desastrosa salida de las competiciones europeas en diciembre. A partir de allí, Conte se centró en el campeonato, recuperó a Eriksen (que le quitó el sitio a un decepcionante Vidal), y con un equipo sólido y efectivo se hizo imparable.

El italiano construyó con su 3-5-2 la mejor defensa del campeonato (29 goles encajados en 34 jornadas), en la medular se aferró a la calidad y la fuerza de un imparable Barella y a las llegadas de Achraf desde la derecha. Arriba, la puntería de Lukaku (23 goles) y Lautaro (15), hizo el resto. Los milaneses no pierden desde el pasado 6 de enero y encadenaron entre febrero y abril 11 victorias seguidas, dejando atrás a un Milan que, tras el 3-0 sufrido en el derbi, no volvió a levantarse. La Juventus, en su peor temporada de la última década, nunca fue rival, y terminó su racha a las puertas del décimo título seguido.

 

 

Los de Bérgamo eran el único conjunto que, al menos según la matemática, separaban los milaneses del alirón. Tenían que ganar para aplazarlo, pero sufrieron en un partido loco. Después de 23 minutos, los de Gasperini se quedaron con 10 por la tarjeta roja al portero Gollini, que tumbó a Boga fuera del área. A pesar de la inferioridad numérica, los nerazzurri lograron adelantarse con Gosens, que aprovechó un gran pase de Malinovskyi. El Sassuolo siguió empujando y puso las tablas en el comienzo de la reanudación, cuando Berardi realizó un penalti forzado por Traoré.

Locatelli completó la remontada poco después, pero su tanto fue anulado por fuera de juego con la ayuda del VAR, y en el 75′ el partido volvió a cambiar. Marlon vio su segunda amarilla por derribar a Muriel en el área, pero Consigli neutralizó el penalti del colombiano. En diez contra diez la Dea se volcó al ataque, y rozó el tanto del triunfo dos veces en el descuento, con Malinovskyi y Gosens. No lo logró y el 1-1 desató la fiesta interista. Conte acabó con el reino de la Juve, que él mismo había empezado hace nueve años. Su gran venganza hacia Andrea Agnelli, con quien se intercambió insultos en febrero, ya es oficial. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba