‘El hijo del Capitán Trueno’: así se llama el libro de Miguel Bosé en donde se relatan todas sus memorias

Miguel Bosé  es considerado como el artista hispano-panameño más influyente debido a sus grandes éxitos en la industria musical. Hijo de madre italiana y padre español, el cantante de pop latino logró conquistar ambas regiones: la italiana y la ibérica, así como también llevó su fama a gran parte de Latinoamérica. Prueba de ello fue el haber obtenido la nacionalidad colombiana en 2010.

Su gran trayecto en la música hizo que Miguel Bosé estrenara el pasado miércoles su libro autobiográfico, el cual se titula ‘El hijo del Capitán Trueno’ y en él se cuentan más datos relevantes acerca de la carrera del artista, entre ellas su infancia, su adolescencia, el gran camino que tuvo que recorrer para alcanzar la fama y la relación turbia-amorosa que llegó a tener con sus padres: el torero Luis Miguel Dominguín y la actriz y modelo Luisa Bosé.

Asimismo, este libro cuenta con un total de 480 paginas y en cada una de ellas se pueden leer diversos fragmentos en donde Miguel Bosé expresa sus anécdotas más entrañables y personales. Uno de los fragmentos que llamó la atención de los lectores fue el mal trato que tuvo Miguel con Luis Miguel Dominguín, quien manifestó mediante una entrevista a EFE que su padre lo rechazaba simplemente porque nunca aspiró a ser como él, ‘un hombre de verdad‘, y a la vez, agregó que Luis Miguel Dominguín hablaba mal de él a espaldas de su madre, con una frase que nunca llegará a olvidar. “¡Maricón, Lucía. El niño va a ser maricón!”

Posteriormente, el artista hispano-panameño también comentó que le costó muchísimo escribir el fragmento cuando su madre y su padre pusieron fin a su relación, detallando que Luisa Bosé llegó a dormir en la calle y nunca olvidará los inicios previos antes de llevar a cabo su ruptura. “Mi padre volvió a las andadas y al acabar de jugarse la vida en los ruedos, la perdía en las camas de las mujeres que le pusieron nombre a sus cornadas, aquellas que no dudaban en jactarse públicamente que se habían comido al torero”, agregó.

Posteriormente, el artista hispano-panameño también comentó que le costó muchísimo escribir el fragmento cuando su madre y su padre pusieron fin a su relación, detallando que Luisa Bosé llegó a dormir en la calle y nunca olvidará los inicios previos antes de llevar a cabo su ruptura. “Mi padre volvió a las andadas y al acabar de jugarse la vida en los ruedos, la perdía en las camas de las mujeres que le pusieron nombre a sus cornadas, aquellas que no dudaban en jactarse públicamente que se habían comido al torero”, agregó.

Sin nunca desviarse sobre la mala experiencia que pasó con su padre y madre, Miguel Bosé expresó lo siguiente: “Mi madre tampoco quedó fuera de sospecha, aunque los amantes que se le atribuían eran casi siempre anónimos y mucho más discretos. Pero no se quedó sentada viendo cómo le crecían los cuernos. […] En mi casa se destinaba tanto tiempo y energía a desmentir tanto ‘qué dirán’ que a mi madre le tocó cambiar de carácter y de actitud”, puntualizó.

Fuente: eldiariony.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba