El Gobierno aumenta en 46 millones la ayuda a la dependencia en 2018, pero dejó sin gastar 44 en 2017

Los Presupuestos Generales del Estado de 2018 dedican un 4,3% más del gasto a la política de Servicios sociales, con 2.512 millones de euros, aunque son las Comunidades Autónomas y las entidades locales, las que prestan la mayoría de estos servicios. Siete años después este proyecto de ley, que el Gobierno ha calificado como los «presupuestos más sociales de la historia», recupera la inversión de 2011, cuando se destinaban 2.513,48 millones de euros. La partida más importante de este capítulo, la dedicada a la atención a personas con dependencia, sube en un 3,4% en comparación con 2017, y pasa de 1.354,81 millones de euros a 1.401, millones, 46,1 millones más, aunque el año pasado dejó sin ejecutar 44 millones.

MÁS INFORMACIÓN

  • El Gobierno aumenta en 46 millones la ayuda a la dependencia en 2018, pero dejó sin gastar 44 en 2017

    Más de 100 dependientes mueren al día sin llegar a recibir ninguna ayuda

  • El Gobierno aumenta en 46 millones la ayuda a la dependencia en 2018, pero dejó sin gastar 44 en 2017

    El Gobierno deja sin gastar 44 millones en Dependencia pese a las listas de espera

Pese a ese incremento, el dinero que el Estado dedica a la dependencia queda aun por debajo de los niveles de 2011, cuando el Gobierno central empleaba 1.498,44 euros para atender a los dependientes. Entre 2016 y 2017 el presupuesto aumentó en mayor cuantía, además, y sumó 100 millones en lugar de los 46 de ahora. De aquel aumento quedaron sin gastar 44 millones de euros, por lo que este año vuelven al presupuesto y le suman 2,1 millones.

La Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales ha sido sin embargo muy crítica con las Cuentas del Estado y esos 46 millones de aumento en dependencia. «Teniendo en cuenta que la atención media de un dependiente cuesta 6.665 euros al año, en el mejor de los casos se podrían atender a unos 6.900 de la lista de espera, lo que condena al 98% restante de la lista a no recibir prestación o servicio de la ley de dependencia durante este año». En un comunicado, la entidad denuncia que en 2018 fallecerán más de 30.000 personas sin recibir los servicios o prestaciones a que tenían derecho.

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, ha asegurado que las cuentas están «pensadas para los pensionistas, servidores públicos y para financiar mejor los servicios públicos fundamentales». Cristóbal Montoro ha anunciado «más recursos para Educación, Sanidad, y prestaciones sociales, fruto de acuerdos de base». Si se contabiliza el gasto social proyectado para 2018 del conjunto de administraciones públicas -en el que las pensiones son la partida más importante, con 40,9 de cada 100 euros presupuestados-, este ascenderá a aproximadamente 314.650 millones de euros en contabilidad nacional, un 64% del gasto total, asegura el documento que ha presentado este martes el Gobierno.

40 millones para violencia de género, lejos de los 200 millones del pacto

Los presupuestos aumentan la inversión para la prevención integral de la violencia de género, hasta alcanzar los 40 millones de euros, lo que supone un aumento superior al 24% respecto a 2017. La cifra se queda sin embargo lejos de los 200 millones de euros que los partidos acordaron dedicar para la primera tanda de medidas acordadas para poner en marcha el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

Vuelven a los presupuestos dotaciones no gastadas en 2017, como la dedicada a los dispositivos electrónicos para el seguimiento del cumplimiento de las medidas de alejamiento, que está dotado con 13 millones. El concurso para la renovación de 3.000 pulseras de 2009, publicado en septiembre del año pasado con una oferta de 12.478.191,36 euros, quedó desierto en marzo.

Más ayudas para alimentos

El Ejecutivo congela las ayudas para la protección de la familia y la pobreza infantil, que se quedan en 100 millones de euros, y aumenta cuatro millones de euros, de 102 a 106, la partida para ayuda alimentaria.

En 2017 España acogió a 1.279 refugiados de los 15.888 a los que se comprometió con la Unión Europea a dar asilo. Quedarían miles de personas por acoger en 2018, pero el Gobierno mantiene la misma partida dedicada a esta ayuda, 229 millones de euros, igual que en 2016 y 2017.

Sí que aumenta ligeramente, en un 1,7%, hasta 318 millones de euros, el dinero destinado a acciones en favor de los inmigrantes. Ante el incremento de las solicitudes de asilo el Gobierno destina 24 millones para el Sistema de Protección Internacional.

fuente: https://elpais.com/economia/2018/04/03/actualidad/1522744367_217420.html

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba