El exdirector de Riesgos del Isspol John Luzuriaga recibió sobornos de las empresas de Chérrez de tres maneras

Las autoridades de Estados Unidos señalaron en su acusación que John Luzuriaga Aguinaga, director de Riesgos del Isspol entre 2014 y 2019, recibió $ 1,3 millones en sobornos de las empresas de Jorge Chérrez de tres maneras. Estos pagos fueron relatados en la denuncia presentada por una agente del Departamento de Seguridad Nacional de ese país el 10 de febrero pasado, en la que se aseguró que el total de sobornos entregados a otros funcionarios del Instituto llegaría a $ 2,6 millones.

Chérrez Miño, principal del grupo IBCorp y con quien el Instituto de Seguridad Social de la Policía (Isspol) invirtió más de $ 600 millones, también está acusado por las autoridades de Florida de lavado de activos, al igual que Luzuriaga. El caso se mantuvo en reserva en el sistema judicial estadounidense y solo fue hecho público desde el 1 de marzo pasado por la detención de Luzuriaga.

El abogado de Luzuriaga, Tim Bower Rodríguez, señaló a este Diario: “Después de conocer las acusaciones, mi cliente John Luzuriaga voluntariamente se entregó a las autoridades de cumplimiento federales. Espera con interés su comparecencia ante la Corte”. Su presentación será el 5 de marzo.

De acuerdo con el relato de la agente Olivia Heneka, existen evidencias, gracias a la revisión de comunicaciones y registros bancarios, de que Luzuriaga habría cobrado $ 1′397.066 de las empresas estadounidenses controladas por el asesor financiero del Isspol. En el documento no se menciona a Jorge Chérrez Miño por su nombre, se lo denomina “asesor de inversiones” del Isspol y que controla un grupo de empresas en Florida, así como dos en Panamá. Estas acusaciones deben aún ser probadas ante una de las juezas del distrito sur de ese estado.

PUBLICIDAD

La entrega de los sobornos que supuestamente hizo Chérrez se realizó a través de cheques para ser cobrados directamente por Luzuriaga por $ 419.226; pagos a parientes de Luzuriaga por $ 663.000, y cancelaciones a través de una de las empresas de Florida con la que Luzuriaga no mantenía inversiones, pero sí una tarjeta de débito a su nombre y fueron por $ 313.840.

“Gracias por solucionarme mi vida financiera y la de mi familia”, señaló Luzuriaga al asesor financiero en un mensaje de texto el 31 de diciembre de 2015, de acuerdo con los indicios que citó Heneka en su testimonio y que son parte del juicio en EE. UU.

Además, Luzuriaga y Chérrez habrían intercambiado varios mensajes relacionados con la operación de swap o canje de bonos que hizo el Isspol con Ecuador High Yield Bond Fund (Enybf) por $ 327,3 millones.

En febrero de 2016, Chérrez ordenó una transferencia a través de un cheque por $ 80.000 a un pariente de Luzuriaga, que no se menciona en el documento, y que a su vez depositó el cheque en una cuenta bancaria de Estados Unidos, según la acusación judicial. El 9 de diciembre de 2017, Luzuriaga envió otro mensaje de texto para que se pusieran “10” en dos cuentas de dos de sus parientes, y se lo hizo en dos cheques por separado, según constató la agente de Seguridad Nacional.

En el documento judicial se reveló que el 14 de junio de 2018, Luzuriaga volvió a intercambiar mensajes con el asesor financiero adjuntando un archivo de hoja de cálculo en el que aparecen montos que se debían a varias personas. En una de las líneas decía “JL” con $ 289.226. Al día siguiente, una de las empresas de Florida controlada por Chérrez realizó un pago de $ 189.226 a través de un cheque. Incluso, aseguró Heneka, los registros migratorios de ambos señalarían que estuvieron presentes en el sur de la Florida cuando el cheque fue depositado. Otro cheque por $ 40.000 fue depositado el 6 de mayo de 2019.

En noviembre de 2014, aseguró Heneka, el asesor financiero abrió una cuenta bancaria llamada “Portafolio JL” con fondos de una empresa panameña y una de sus compañías estadounidenses, y de la que tenía la firma autorizada. Sobre esa cuenta se emitió una tarjeta de débito a nombre de Luzuriaga, aunque el entonces director de Riesgos del Isspol nunca depositó dinero ahí. En enero de 2018 se transfirieron desde las empresas del “asesor de inversiones” $ 47.908 a esa cuenta, de la que Luzuriaga debitó dinero cuando estuvo en Florida. Ese mismo mes, dijo Heneka, ambos intercambiaron mensajes sobre transferencias de fondos del Isspol relacionadas con las inversiones que mantenía con Chérrez.

La agente terminó su relato citando las posibles infracciones cometidas por Luzuriaga por lavado de dinero proveniente de sobornos y las violaciones a las leyes de su país y de Ecuador. De acuerdo con sus cálculos, el “asesor de inversiones” se benefició de aproximadamente $ 65 millones por la transacción swap o de canje de bonos con el Isspol y parte de ese dinero pasó por Panamá, donde maneja dos empresas.

Este Diario publicó el viernes pasado que Luzuriaga y Russby Rodríguez registraron tres empresas en Florida a fines de 2020: J&R Global Investment Group LLC, R&J International Real State Investment LLC y Russby and John International Real State Investment LLC. En la red social LinkedIn, la colombiana Russby Rodríguez se presenta como ejecutiva de IBCorp en Miami. Chérrez se negó a comentar al respecto el viernes pasado cuando este Diario le pidió una reacción sobre la detención de Luzuriaga.

Las autoridades del Isspol han asegurado que las empresas del grupo de Chérrez le deben al Instituto alrededor de $ 210 millones en inversiones vencidas, que se realizaron desde el 2014 en adelante. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba