El equipo catalán necesito del tiempo extra

Jordi Blanco, Barcelona) — El Barcelona jugará los octavos de final de la Copa, evitando el desastre en Cornellà después de 120 minutos increíbles, abocado a su tercera prórroga consecutiva, lo nunca visto, y salvando los muebles a partir de un golazo de Dembélé al comienzo del tiempo suplementario después de que, también increíble, el portero local, Ramón, atajase sendos penalties a Pjanic y el propio Dembélé.

Por 0-2 se impuso el equipo azulgrana en una noche pesada y en la que no tuvo el acierto necesario para llevarse un triunfo más tranquilo, dando una falsa impresión de superioridad y dejando a más de un jugador, Trincao y Pjanic especialmente, señalados por su ineficacia.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba