El costo de fletes a importaciones traídas de Asia se ha triplicado

Los importadores de Ecuador lidian desde octubre pasado con incrementos en los precios del transporte marítimo y que continúan hasta esta semana.

La falta de contenedores y un repunte en la demanda de mercancías, especialmente desde China, son los factores externos que están presionando el aumento, explicó Gustavo Cáceres, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-China.

El dirigente explicó que en el 2020, cuando se inició la emergencia sanitaria mundial, muchos países cerraron sus exportaciones y, de esa forma, los contenedores que salían desde Latinoamérica hacia Asia se redujeron al mínimo o, en el peor de los casos, no salieron. Esto generó escasez de espacio e inconvenientes en el transporte marítimo desde y hacia el continente asiático.

Los importadores de Ecuador lidian desde octubre pasado con incrementos en los precios del transporte marítimo y que continúan hasta esta semana.

La falta de contenedores y un repunte en la demanda de mercancías, especialmente desde China, son los factores externos que están presionando el aumento, explicó Gustavo Cáceres, presidente de la Cámara de Comercio Ecuatoriano-China.

El dirigente explicó que en el 2020, cuando se inició la emergencia sanitaria mundial, muchos países cerraron sus exportaciones y, de esa forma, los contenedores que salían desde Latinoamérica hacia Asia se redujeron al mínimo o, en el peor de los casos, no salieron. Esto generó escasez de espacio e inconvenientes en el transporte marítimo desde y hacia el continente asiático.

Ahora, con la regularización de la actividad comercial que se observa desde mediados del 2020 y sumado al movimiento que se genera antes del Año Nuevo chino, los costos se in­crementaron hasta en un 300%, indicó el titular de la Cámara.

De acuerdo con Byron González, gerente general de empresa de logística Cargowshipping, que trabaja con ocho navieras a escala mundial, actualmente hay un desbalance en el sector, pues existe una mayor demanda de contenedores, más allá de la que ese país puede suplir. Esto ha ocasionado que, por ejemplo, el costo promedio de un flete por TEU (unidad de medida de contenedor de 20 pies), que costaba entre USD 2 500 y 3 000, este momento alcance los USD 8 000 y 9 500. El valor promedio aplica tanto para contenedores secos como refrigerados.

Además, aparte del impacto en el costo del flete, también se incrementa el pago de impuestos, ya que el impuesto se paga por el valor de la mercancía más el flete, explicó González.

El titular de la firma logística dijo que, de acuerdo con lo que informan las navieras, se espera que en marzo haya una nueva alza de tarifas y se llegue a costos superiores a los que se cancelan actualmente.

Uno de los efectos que genera la situación actual es el aplazamiento de las importaciones. WFC Soluciones importa la cerveza Tsingtao, mascarillas, guantes y otros productos. Esta firma pasó de hacer compras mensuales a bimestrales. Walter Castro, presidente de la firma, dijo desde noviembre pasado subieron los precios a los consumidores en un 25%. “Es una manera de compensar el valor exorbitante que se cancela actualmente”, señaló el directivo.

El incremento de precios en el transporte marítimo impacta a las operaciones de firmas que necesitan insumos o materias primas que se traen de Asia, en especial de China. Juan Carlos Vega, presidente de la empresa MP3, que ensambla radios para vehículos y tarjetas electrónicas, dijo que no siempre se pueden traspasar todos los aumentos de costos logísticos a los precios finales porque generaría pérdida de clientes en un año en el que se necesita reactivación.

La firma, actualmente, asume el mayor precio en los fletes. Sin embargo, señaló Vega, si la situación se mantiene de este modo hasta el segundo semestre, se analizará realizar ajustes internos que pueden derivarse en despidos. MP3 importa componentes electrónicos y otras partes y piezas desde China.

Para sortear el incremento de los fletes, algunas empresas han optado por importar la materia prima desde otros destinos, como Brasil y México, en los que la logística no está tan afectada. Entre esos insumos están los vidrios de los vehículos. Sin embargo, reconoce que hay ciertos componentes muy específicos de proveedores globales de Asia, en los que no hay opciones por fuera de ese continente.

Según Molina, desde el Gobierno se pueden tomar medidas correctivas para compensar el tema, como la eliminación de aranceles de los CKD y acelerar la devolución del impuesto a la salida de divisas (ISD).

En el 2020, Ecuador importó del continente asiático un total de USD 5 172 millones; de esos, el 70% fue de China.

Fuente: El Comercio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba