El contralor subrogante Pablo Celi obtuvo una segunda licencia, esta vez por enfermedad

Ocho días antes de que caduque la licencia sin sueldo que le otorgó la Contraloría tras su detención el pasado 14 de abril, el contralor subrogante Pablo Celi De la Torre tuvo que ser internado en el hospital Eugenio Espejo de Quito.

Él permanecía detenido en la cárcel 4. Es uno de 13 investigados por posible delincuencia organizada en el denominado caso Las Torres, que abrió la Fiscalía por las sospechas del pago de coimas a cambio del desvanecimiento de glosas a empresas contratistas de Petroecuador.

El permiso vence el lunes próximo. Ese día también se realizará la audiencia de la revocatoria de la prisión preventiva dictada en su contra.

Su defensor, Marcelo Ron, considera que si se actúa en derecho y se aplica el principio de igualdad, proporcionalidad y verdad procesal, debería revocarse la medida. Confirmó además que su defendido recibió una segunda licencia. Esta es por enfermedad debido al estado de salud por el cual fue internado en cuidados intermedios de la casa de salud.

El abogado pidió al director de la cárcel 4 de Quito que al contralor se le permita un cambio de hospital, pero hasta el momento no ha recibido una respuesta.

Mientras dure esta nueva ausencia de Celi, que no tiene plazo definido, la subcontralora Valentina Zárate seguirá subrogando las funciones de contralor.

La Contraloría informó que la Ley Orgánica del Servicio Público (Losep) determina como derechos de los servidores públicos, gozar de vacaciones, licencias, comisiones de servicio y permisos, de acuerdo con lo prescrito en la ley.

 

Fuente: Expreso.ec

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba