El conservador Alexander Stubb es el nuevo presidente de Finlandia

El conservador Alexander Stubb se impuso por la mínima en la segunda y decisiva vuelta de las elecciones presidenciales finlandesas de este domingo a su rival, el ecologista Pekka Haavisto, y será el próximo jefe de Estado del país nórdico.

Con el 96,6% escrutado, Stubb obtuvo el 51,7% de los votos, frente al 48,3% de Haavisto, una diferencia muy inferior a la que pronosticaban los sondeos previos pero suficiente para suceder en la Presidencia al también conservador Sauli Niinistö.

“Ha sido una campaña justa en todos los sentidos. Nos hemos respetado mutuamente en la primera y en la segunda vuelta”, ha destacado Stubb desde el Ayuntamiento de Helsinki.

Stubb será investido presidente de Finlandia el próximo 1 de marzo. Se había impuesto en la primera vuelta con un 27,2 por ciento de los votos. Tras él, el ex ministro de Exteriores Haavisto (2019-2023), recabó otros 836.000 votos, el 25,8 por ciento de los apoyos.

El presidente finlandés es elegido por sufragio universal directo para un mandato de seis años. Tras la reforma electoral de 1994, ningún jefe de Estado puede ser elegido para dos mandatos consecutivos, razón por la que el presidente Sauli Niinistö no se ha podido presentar a la reelección.

Stubb se convierte así en el segundo presidente del partido conservador Kokoomus desde 1956, siguiendo la estela del jefe de Estado saliente, Sauli Niinistö, quien ha agotado sus dos mandatos de seis años.

Con el 96,6% escrutado, Stubb obtuvo el 51,7% de los votos, frente al 48,3% de Haavisto (Lehtikuva/Jussi Nukari via REUTERS)Con el 96,6% escrutado, Stubb obtuvo el 51,7% de los votos, frente al 48,3% de Haavisto (Lehtikuva/Jussi Nukari via REUTERS)

El candidato conservador ha sido jefe de Gobierno y ministro en tres ocasiones, aunque llevaba casi siete años alejado de la política finlandesa, tiempo en el que ejerció como vicepresidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y profesor universitario.

El presidente finlandés tiene como principal competencia dirigir la política internacional y de seguridad, en consenso con el gobierno de turno, una cuestión de máxima actualidad por las tensas relaciones con Rusia a raíz de la invasión de Ucrania y el histórico ingreso de Finlandia en la OTAN.

Es que el cargo ha crecido en importancia desde que el país ingresó en la OTAN ante las tensiones con su vecina Rusia por la guerra en Ucrania. El jefe de Estado, con menos poderes que el primer ministro, es elegido para un periodo de seis años y dirige la política exterior del país en estrecha colaboración con el gobierno. También es comandante supremo de las Fuerzas Armadas.

El país nórdico se mantuvo neutral durante la Guerra Fría y ha sido un fiel defensor del diálogo entre los países occidentales y Rusia.

Pero tras la invasión rusa de Ucrania en febrero de 2022, el país puso fin a tres décadas de no alineamiento militar.

En agosto, Finlandia acusó a Moscú de orquestar una crisis migratoria en sus fronteras. Como consecuencia, decidió cerrar su frontera con Rusia en noviembre, una medida respaldada por ambos candidatos.

“El hecho de que acabemos de adherir a la OTAN tiene una importancia considerable”, analiza Theodora Helimaki, investigadora de ciencias políticas de la Universidad de Helsinki.

El nuevo presidente, señala, será “en gran parte” responsable de la manera en que se desplegará la alianza en el país.

Fuente: INFOBAE

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio