El Bilbao necesitó del tiempo extra contra Levante y meterse a otra final

Por el partido de vuelta en la segunda semifinal de la Copa del Rey, Athletic Bilbao mandó las cosas al tiempo extra frente a Levante en el Estadio Comunidad de Valencia. Después del 1-1 en los 90′, los del País Vasco se impusieron por 2-1 en la prórroga.

Favorecido por el gol de visitante en el primer encuentro de la serie, el equipo valenciano no se conformó e incluso marcó la primera anotación en su casa a los 17 minutos de juego gracias a Martí después de una gran jugada colectiva que pudo terminar con su definición de taco, pero el rebote no lo dejó aunque si lo favoreció para rematar por segunda vez y vencer al arquero.

Sin embargo, los Leones no se quedaron de brazos cruzados e inmediatamente se acrecentaron en el partido y anularon a su rival. La presión y las oportunidades tuvieron su fruto a la media hora del duelo, cuando Raul García anotó el empate por la vía del penal para igualar al completo la llave.

El conjunto visitante se mostró superior en el segundo tiempo frente a un equipo que atacaba esporádicamente e intentaba salir de contraataque, pero la forma de replegarse de la visita fue notable, mientras que cada ofensiva de su parte parecía terminar en gol, algo que no pasó.

Ni siquiera en el tiempo extra, donde los vascos fueron apenas mejores pero se notó la poca iniciativa por parte de ambos equipos que no querían perderse la oportunidad, pero los del País Vasco lo buscaron y lo encontraron con un tiro de Berenguer a los 112′ que se fue desviado, pegó en el palo y entró.

Así las cosas, Athletic Bilbao alcanzó su segunda final consecutiva de Copa del Rey (todavía resta disputarse el partido decisivo contra Real Sociedad de la temporada anterior) y se enfrentará nada más y nada menos que a Barcelona, que solía ser un clásico años atrás. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba