El BCE sorprende con una subida de tipos histórica de 50 puntos básicos para controlar la inflación

El Banco Central Europeo ha subido los tipos de interés por primera vez en casi once años. Además, este movimiento ha sido histórico por dos motivos: la subida ha sido de 50 puntos básicos de una tacada, algo que no se veía desde hace 22 años. El otro motivo es que la Eurozona abandona de forma oficial los tipos de interés negativos por primera vez desde 2014. La elevada inflación y el endurecimiento monetario agresivo en otras jurisdicciones han obligado al BCE a romper su hoja de ruta para no quedarse atrás y mantener el euro a flote.

 

Además, el banco central ha subido los tres tipos de interés clave de una sola tacada: facilidad de depósito (donde los bancos aparcan su liquidez), tipo de refinanciación principal (donde los bancos acuden a las subastas semanales) y la facilidad marginal (donde los bancos piden liquidez de urgencia). El BCE también ha anunciado el lanzamiento de la herramienta antifragmentación para impedir que los spreads de la deuda se disparen, es decir, que las primas de riesgo de España e Italia alcancen niveles ‘inadmisibles’.

De este modo, el Consejo de Gobierno ha decidido elevar el tipo de interés de las operaciones principales de financiación y los tipos de interés de la facilidad marginal de crédito y de la facilidad de depósito aumentarán hasta el 0,50%, 0,75% y 0,00%, respectivamente, con efectos a partir del 27 de julio de 2022. De cara el futuro, Lagarde ha destacado que no habrá más decisiones telegrafiadas. Los tipos seguirán subiendo, pero cada movimiento se decidirá reunión a reunión.

Una subida histórica del BCE

Únicamente ha habido dos ocasiones en la que el incremento de los tipos ha sido igual o superior a 50 puntos básicos. La primera fue el 4 de enero de 1999, en su tercera reunión, cuando subió de golpe los tipos de 75 puntos básicos hasta el 2,75%, en el primer mes de estreno del euro en los mercados financieros, y la segunda data del 9 de junio de 2000, cuando el BCE subió los tipos en 50 puntos básicos hasta el 3,25%.

Lo cierto es que el Banco Central Europeo se ha quedado atrás en la carrera por subir los tipos de interés. Esta tibieza ha provocado (junto a otros factores) que el euro caiga con fuerza y llegue incluso a perder la paridad con el dólar. Esta depreciación de la divisa única agrava aún más la subida de los precios en la zona euro. La inflación se encuentra en el 8,6%, máximos históricos de la zona euro. Ahora, el BCE intenta recuperar parte del terreno perdido, pero no será tarea fácil, puesto que otros bancos centrales como la Fed o el Banco de Inglaterra llevan meses subiendo tipos de interés.

El riesgo de actuar tarde es que ahora hay que ir mucho más deprisa. Una subida de tipos rápida puede generar cierto estrés y en los mercados y la economía, anticipando la llegada de una recesión.

El riesgo de recesión

Esta es la opinión de Mabrouk Chetouane, Director de Estrategia de Mercado Global de Natixis IM Solutions, que cree que el Banco Central Europeo ha llegado demasiado tarde a la lucha contra la inflación, ahora la única forma de cortar las alas a la subida de precios es generar una crisis.

“En mi opinión, la única forma de frenar la inflación de forma significativa es provocar una recesión” explica Chetouane, que advierte: “Es la única manera de alcanzar ese objetivo”, mientras recuerda que “el llamado aterrizaje suave no existe realmente; es muy complicado de generar para un banco central”.

El experto de Natixis IM Solutions afirma que “El BCE ha reconocido que cometió un error, al igual que la Fed, ignorando la verdadera naturaleza de la inflación, y ahora con la presión creciendo no hay más alternativa que subir los tipos de interés de forma agresiva. Este es un mundo nuevo comparado con el que hemos vivido desde 2008. Lo que importa no es tanto el nivel de los tipos de interés, sino la velocidad de la subida“, completa Chetouane.

Fuente: Revista El Economista

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba