El Bayern no cesó ante la presión y ganó en Múnich para afianzarse en la punta

Borussia Dortmund venció a Wolfsburgo, se subió a la punta, de forma provisoria, y le metió presión a Bayern Munich. Sin embargo, en su turno, los de Baviera no flaquearon frente al aprieto y, con tal de sostener el liderazgo en soledad de la Bundesliga, superaron por la mínima a Arminia Bielefeld en el Allianz Arena.

Ambos equipos fueron dos polos opuestos en el comienzo del partido. De un lado, los locales tomaron la iniciativa e impusieron condiciones con su juego al acecho del arco rival, mientras que, por el otro, la visita cedió el balón para aferrarse en su campo a través de un bloque defensivo.

Sin emociones en la primera parte, el Azul se fue al descanso un tanto más favorecido al aguantar la igualdad en cero. Es que los rojos, intensos en la búsqueda de la ventaja, estuvieron ineficaces en sus siete disparos al arco, de los 13 remates totales.

La historia no fue distinta para el segundo tiempo. Como una continuidad del primero, los dueños de casa siguieron con la amplia posesión y una circulación alta en campo contrario, aunque el festejo le seguía esquivo ante ocasiones por parte de Leroy Sané.

 

Pero toda paridad en el tanteador se rompió a los 71 minutos. Después de la insistir e insistir por el gol, el extremo alemán fue el encargado de darle al equipo de Julian Nagelsmann la anotación ganadora con un gran remate, desde la puerta del área, al ángulo izquierdo.

Así, el Bayern continúa en la punta del campeonato y lo hace con 31 puntos, uno por encima del conjunto abeja, al que la próxima fecha enfrentará en el Signal Iduna Park, en lo que se espera un partido de alto vuelo y clave por el primer puesto. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba