El alto precio de la súper en Ecuador no coincide con la baja que registra gasolina en Estados Unidos

El precio del galón de gasolina súper en Ecuador, el único combustible con precio liberado al momento, se encuentra en $ 5,13 desde el 12 de agosto pasado y ese valor está por encima del precio en el que se comercializa al momento la gasolina premium en Estados Unidos y que está en alrededor de $ 4,69. La semana pasada, el galón de gasolina (89 octanos) en Estados Unidos cayó por debajo de $ 4 . Según publicó la Asociación Americana de Automóviles (AAA), el precio medio de un galón de carburante en las gasolineras del país se situó en $ 3,99.

La caída es fruto de una demanda más débil, ya que los altos costos han mantenido a algunos conductores alejados de las carreteras; así como de una caída en los precios mundiales del petróleo en los últimos meses y del hecho de que algunos estados hayan suspendido temporalmente su impuesto a la gasolina.

En Ecuador, el precio de la súper, que es calculado por Petroecuador a través de una fórmula, se relaciona con el precio del crudo y el de los derivados del mes anterior. De acuerdo con Oswaldo Erazo, director ejecutivo de la Cámara de Distribuidores de Derivados de Petróleo del Ecuador (Camddepe), el precio del crudo bajó de los $ 113 que estaba en junio a $ 100 en julio, por lo que se hubiese esperado que la gasolina súper bajara en al menos un 10 %. Sin embargo, la baja fue apenas de 1,3 %. “El problema es que dependemos de los cálculos de Petroecuador”, dice.

Fernando Santos Alvite, ex ministro de Energía, explica que las razones para la baja del crudo son básicamente dos. La primera es que la economía mundial está con un ritmo más lento de crecimiento. China ha bajado el consumo y está dejando de importar una gran cantidad de crudo. Adicionalmente, agrega, en las próximas horas se decidirá la suerte de Irán, ya que la comunidad europea ha estado interponiendo sus buenos oficios para que ese país y EE. UU. se reconcilien e Irán vuelva al tratado de limitación de actividades nucleares. Si esto sucede, entonces Irán podrían ver levantadas sus sanciones y, a la vez, empezar a inyectar más crudo a la economía: al menos 1,5 millones de barriles al día. Esto influye en la caída de los precios.

El tema de la baja del crudo, dice Santos, afecta a un país como Ecuador que exporta crudo; sin embargo, el precio sigue estando muy por encima de lo presupuestado ($ 59). Actualmente el precio teórico del crudo en Ecuador, al 11 de agosto, está en $ 83,65. Santos indica que el precio internacional del crudo, sin embargo, no bajaría más allá de los $ 80.

Para Santos, la baja de los combustibles significa un alivio para el consumidor, porque la gasolina que en los Estados Unidos se vendía sobre los $ 5 hoy está en $ 3,80. Sin embargo, considera increíble cómo Petroecuador valora la súper. “Me parece que le están cargando conceptos que no tienen que ver con el precio y lo tienen artificialmente elevado”, comenta.

Tanto Erazo como Santos coinciden en que el ingreso al mercado ecuatoriano de las nuevas gasolinas: la de 89 octanos (ecoplús 89 y súper prémium 95), y que tendrían un precio liberado, pueden tener una mejor recepción en el público con unos precios más bajos. Es decir, el momento adecuado estaría por llegar.

El lanzamiento de un plan piloto para la gasolina ecoplús 89 estaba prevista para el 11 de agosto pasado, pero se aplazó. Petroecuador no ha anunciado aún la nueva fecha, aunque las autoridades petroleras han dicho que los planes para ambas gasolinas de mejor calidad se mantiene.

Sobre el tema de estas nuevas gasolinas, Santos dice que es importante que estos planes estén, antes que en manos de Petroecuador, a cargo de la empresa privada. Considera que es muy riesgoso, por la volatilidad del precio, que Petroecuador importe. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba