EEUU impone aranceles en aluminio a 18 países

WASHINGTON– Estados Unidos impuso este viernes aranceles por casi de 2.000 millones de dólares al aluminio importado de 18 países a los que acusa de “dumping”, entre ellos Alemania, España y Brasil.

Los países que enfrentan las tasas más altas son Alemania y Brasil que exportan 287 y 97 millones de dólares en este metal cada año, respectivamente.

Esta decisión es preliminar y puede ser revertida, pero implica que EEUU va a comenzar a cobrar los aranceles en forma inmediata.

El Departamento de Comercio indicó que busca compensar el precio de las láminas de aluminio vendidas por debajo de los costos de producción o producto de subsidios injustos.

Esta decisión podría ser revocada por el mismo Departamento de Comercio a finales de febrero y será revisada por la Comisión Internacional de Comercio de EEUU, que tiene previsto tomar una resolución final el 5 de abril del 2021.

Argentina también se incluye en la lista de países a los que EEUU les impondrá aranceles a partir de ahora.

Las dos naciones sudamericanas estaban entre un grupo de aliados de EEUU a los que Trump exentó de aranceles a las importaciones de acero y aluminio en marzo del 2018.

También pidió que el Banco Central de EEUU tome medidas para evitar que otros países devalúen sus monedas.

“Brasil realmente se ha devaluado. Si analizas lo que pasa con su moneda, han devaluado su moneda de manera muy significativa en un 10%. Es el mismo caso con Argentina”, dijo Trump meses atrás.

Mientras discute abiertamente con otros líderes de Occidente, incluyendo a los líderes de Alemania y Francia, el presidente de Brasil Jair Bolsonaro hizo varias concesiones a Trump con la esperanza de obtener beneficios. Ha exentado de visa a los turistas estadounidenses para visitar Brasil, permitió que EEUU lance satélites desde Brasil y facilitó a los brasileños la compra de trigo y etanol.

Bolsonaro ha explicado que la economía de Brasil depende básicamente de las materias primas, por lo que un arancel así se convierte en un duro revés. La devaluación del real brasileño se debe a factores externos. “El mundo está conectado. La propia guerra comercial entre Estados Unidos y China influye en el dólar aquí, así como lo que ha pasado en Chile o las elecciones en Argentina y Uruguay. Todo está conectado”, esgrimió.

En cualquier caso, ha justificado la devaluación de la moneda local para capear el temporal económico, recalcando que la economía de Brasil “no es comparable” a la de EEUU.

Posteriormente, el gobierno brasileño emitió un comunicado en conjunto con los ministerios de Exteriores, Economía y Agricultura en el que informaba de que estaba “en contacto con sus interlocutores en Washington sobre este tema”.

Fuente: diariolasamericas.com

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba