EE. UU. y China exponen sus visiones para Asia-Pacífico

Tanto para China como para EE.UU. la región de Asia-Pacífico representa una prioridad en su política exterior. Ambos países tratan de aplicar sus enfoques a la región y convencer a dichos países para que tomen parte en la confrontación. Representantes de ambas potencias han expuesto sus visiones esta semana en el marco del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC, por sus siglas en inglés).

“No hay un mejor socio económico que EE.UU.”

Washington es el mejor socio y el más confiable para los países de Asia-Pacífico, señaló este viernes la vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, informa Bloomberg.

“EE.UU. tiene un compromiso económico duradero ante Asia-Pacífico que no se mide en años, sino en décadas y generaciones”, declaró Harris en el Foro de APEC. “Y no hay un mejor socio económico para esta región que EE.UU.”, agregó.

También dijo que durante la Administración Biden las asociaciones entre EE.UU. y los países de la región se han fortalecido y han mostrado una “expansión de sus lazos sin precedentes”. Añadió que Washington seguirá trabajando para aumentar las inversiones y el comercio con los países de Asia-Pacífico.

Contener a Pekín y socavar su influencia en la región es una de las prioridades de la política exterior de Washington. Cuando el presidente Joe Biden llegó la semana pasada a Camboya, a la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), trató de convencer a las autoridades del país anfitrión de no permitir la apertura de una base militar china en esa nación. En abril, Washington intentó obstaculizar el tratado de seguridad entre China y las Islas Salomón.

Además, después de que el expresidente Donald Trump sacó a su país del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP, ahora es conocido como CPTPP), la Administración Biden se negó a unirse a este formato, creando el Marco Económico del Indo-Pacífico (IPEF). IPEF incluye a 14 países del área y está orientado a fomentar relaciones comerciales más estrechas entre ellos. Más allá de esto, fue iniciado por EE.UU. para fortalecer su influencia en la región y confrontar a China, en el marco de la Estrategia Indopacífica de la Administración Biden.

Pekín: agenda de cooperación y lucha contra el hegemonismo

Mientras tanto, China ofrece una agenda de cooperación para la región. En su mensaje en vísperas del Foro de APEC, publicado este jueves, el presidente chino, Xi Jinping, señaló que Asia-Pacífico no será objeto de la “competencia de las grandes potencias” ni “patio trasero de nadie”. También destacó que “los actos que distorsionan las reglas internacionales, interrumpen los vínculos económicos, inflan los conflictos e impiden la cooperación al desarrollo son muy comunes”, lo que “plantea un desafío serio a la paz y el desarrollo en Asia-Pacífico”.

Xi señala a Biden que la cuestión de Taiwán es "una línea roja" que no debe cruzarse

Según Xi, para hacer frente a las aspiraciones hegemonistas, la región tiene que seguir las “rutas” del desarrollo pacífico, de la apertura e inclusión y de la solidaridad. Estos principios que implican la ausencia del enfrentamiento de los bloques, guerras y conflictos, así como el regionalismo abierto, diversidad y no discriminación, van a “fortalecer la cooperación, apoyar y ayudarnos unos a otros, y permitir a Asia-Pacífico ser líder en impulsar la recuperación económica global”, opina el líder chino.

Además, en su discurso, pronunciado este viernes en el Foro de APEC, Xi alentó a “respetar la soberanía e integridad territorial de todos los países, no interferir en asuntos interiores de otros Estados, respetar el camino del desarrollo y el sistema social independientemente elegido por todas las naciones, prestar atención a las preocupaciones legítimas de seguridad de todos los países y resolver los problemas mediante el diálogo”.

Filipinas, en el foco de la atención de EE.UU. y China

Ministry of Foreign Affairs, the People’s Republic of China

Esta semana Kamala Harris visitó la isla filipina de Palawan, que está situada cerca del archipiélago Spratly, disputado entre China, Taiwán, Filipinas, Brunéi, Malasia y Vietnam. El comunicado de la Casa Blanca subrayó que la visita de Harris “demuestra el compromiso de la Administración Biden-Harris de respaldar a nuestro aliado de Filipinas en defender el orden internacional marítimo basado en reglas en el mar de la China Meridional, apoyar los medios de vida marítimos y combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada”.

Mientras tanto, este jueves Xi tuvo una reunión con Ferdinand Marcos, el presidente de Filipinas, en el marco del Foro de APEC, recoge South China Morning Post. Los dos líderes discutieron el fortalecimiento de los lazos bilaterales económico-comerciales en ámbitos como la agricultura, la energía y la infraestructura.

Xi también se pronunció acerca de las disputas territoriales en el mar de la China Meridional, acordando resolverlas mediante consultas. “Mientras las relaciones marítimas permanezcan estables, la situación general en las relaciones chino-filipinas será estable, y las relaciones de amistad y cooperación serán llevadas a un nuevo nivel”, subrayó Xi tras la discusión con su homólogo filipino.

Francia aboga por el fin de la confrontación

Mientras tanto, Emmanuel Macron, el mandatario francés, en su discurso en el Foro de APEC calificó la confrontación entre China y EE.UU. de “gran riesgo y gran desafío”. “No creemos en la hegemonía, no creemos en la confrontación, creemos en la estabilidad”, dijo Macron subrayando la necesidad de establecer “un orden mundial único” para evitar la confrontación de las potencias grandes. (I)

RT.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba