Deportes Internacionales

Edgardo Codesal, el árbitro de la polémica final del Mundial 90, despidió a Maradona

La muerte de Diego Armando Maradona causó un enorme dolor en todo el mundo. Su figura trascendió todo tipo de fronteras y millones de personalidades decidieron dedicarle unas últimas palabras. Este fue el caso del árbitro Edgardo Codesal, quien quedó marcado como uno de los “villanos” dentro de la exitosa carrera del argentino.

El juez mexicano fue el encargado de impartir justicia en la final del Mundial de Italia 90. El colegiado cobró un polémico penal a favor de Alemania a escasos minutos para el final del encuentro (Andreas Brehme lo convirtió en el gol que le dio el título a los teutones y privó a los de Carlos Bilardo de conseguir el bicampeonato del mundo).

“Es una tristísima noticia, un día de luto para el fútbol. No solo para Argentina, sino para el mundo. Hoy muere el hombre y nace una leyenda, una leyenda que será eterna. Son tiempos de reflexión. Hay que saber separar lo que fue lo que fue Diego dentro de la cancha y lo que pudo ser fuera de la misma. Una cosa es la persona y otra el personaje. El futbolista es genio y hoy pasa a la eternidad. Es difícil que nazca otro con esas características”, comenzó su relato. (D)

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba