Ecuador: cinco nuevos impuestos para financiar la guerra contra las pandillas

En un principio, el jefe de Estado ecuatoriano quería aumentar el IVA del 12% al 15%, a excepción de los bienes de primera necesidad. A pesar de su acuerdo legislativo con la derecha y los partidarios del expresidente Rafael Correa, estos se negaron a cualquier aumento de impuestos. Haciendo uso de su derecho de veto, Daniel Noboa presentó entonces una contrapropuesta que la Asamblea no aprobó, pero al carecer de mayoría, tampoco ratificó su negativa inicial a subir los impuestos.

Contribución a la seguridad

Por lo tanto, es la contrapropuesta del presidente ecuatoriano la que entrará en vigor por defecto. El IVA pasará del 12% al 13%, con la posibilidad de un nuevo aumento al 15% si las circunstancias lo justifican y previo dictamen favorable del Ministerio de Economía y Finanzas. El aumento se limitará al 5% para los materiales de construcción. Las grandes y medianas empresas tendrán que pagar una contribución temporal de seguridad del 3,25% sobre los servicios públicos extraordinarios para el ejercicio fiscal 2022.

Multas

Será un pago único, con multas para las empresas que se nieguen a pagar. Esta contribución no se aplicará a las empresas pequeñas y muy pequeñas. Los bancos y las cooperativas también tributarán por sus beneficios en 2023. El impuesto sobre la salida de divisas podría aumentar del 3,5% al 5%.

La subida de impuestos llega en un momento en el que el déficit supera los 5.000 millones de dólares, es decir el 5% del PIB. Según el Ministerio de Finanzas, se necesitan 1.020 millones de dólares anuales para mantener los operativos contra las pandillas de las Fuerzas Armadas. Hasta el momento, se han arrestado a 6.626 personas, sospechosas de estar vinculadas a los grupos violentos.

fuente RFI

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio