Noticias

Dragado ilegal preocupa a los habitantes de Samborondón y Salitre

Existe preocupación en varias familias que viven en las riberas del río Vinces, de lado que atraviesa los cantones Samborondón y Salitre. En la zona operan un sinnúmero de dragas que succionan la arena del fondo del afluente y los costados, lo cual está debilitando los barrancos.

Según los habitantes, hace tres años tenían varias zonas de playa, la cual era aprovechada para recibir a turistas y fomentar esta actividad en el cantón. Sin embargo, ahora cada vez tienen menos espacio por la indiscriminada explotación del río.

«Aguas abajo la extracción podría socavar las márgenes, desestabilizar las riberas o incluso provocar inundaciones. Estamos solicitando que la draga deje de funcionar, porque los barrancos se nos van a venir abajo. El río se hace más hondo y se carcome la tierra y se desprende del barranco», señaló Wilmer León, habitante de Samborondón.

Tanto los dueños de las dragas como los areneros artesanales deben cumplir con los respectivos permisos otorgados por instituciones como Prefectura Del Guayas y el Ministerio del Ambiente.

Un estudio de la Organización de Naciones Unidas, presentado el mayo de 2019 en Ginebra, alerta que, aunque ha sido un problema al que no se le ha prestado tanta atención, la extracción sin control y sin un manejo adecuado puede causar graves daños a los ecosistemas y conducir a las actividades extractivas ilegales.

La extracción de este recurso puede afectar a la calidad del agua de los ríos, ya que aumenta la cantidad de sedimentos. La actividad también puede tener impactos en el cauce del río.

En el momento de extraer la arena se construyen barreras que hacen que el cauce se modifique. Esto puede aumentar la erosión del suelo y dañar la dinámica de este cuerpo de agua

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar