Dos ordenanzas opuestas para carga y descarga en Guayaquil

Un camión mediano cruzado horizontalmente ocupaba con su parte delantera la acera este de la av. Machala, entre Primero de Mayo y la 9 de Octubre, en el centro de la ciudad.

Estacionado en las inmediaciones de un edificio donde funciona una entidad pública, el vehículo interrumpía el paso peatonal y el tráfico, pues la parte trasera sobresalía hacia uno de los carriles de circulación de dicha arteria vial.

Cerca de las 11:40 del viernes 1, mientras el conductor que se mantenía en el carro revisaba su celular, un joven descargaba del camión botellones de agua, los colocaba en la acera y luego ingresaba por un garaje del mismo inmueble.

“Ni siquiera pudo estacionarse bien, sino que se sube a la vereda. O sea que el peatón tiene que bajar a la calle para cruzar. ¡Qué abuso!”, renegó Gina Miranda al caminar por el sitio.

Ese día el conductor del camión incumplió con la ordenanza municipal, vigente desde el 2013, que regula las medidas en materia de circulación carga y descarga de productos y mercaderías en zonas de alto impacto de tráfico en la ciudad.

Según esa normativa, camiones como el descrito, cuya longitud es menor a 7,5 metros, pueden circular por el centro y otros sectores (ver gráfico), de 10:00 a 17:00, solo si la actividad de carga y descarga se hace dentro del predio de los establecimientos comerciales o industrias y no en la vía pública.

“No sabía de eso”, contestó despreocupado el chofer del vehículo al ser consultado sobre la ordenanza y continuó revisando su celular, sin que a esa hora haya un agente civil de la Autoridad de Tránsito (ATM) que controle esa infracción.

Andrés Roche, gerente general de la entidad, reconoció que dicha disposición no se ha cumplido “a rajatabla”.

“…Creemos que poco a poco esto tiene que irse dosificando, como toda norma”, dijo el funcionario al tiempo de anunciar que los controles se aplicarán ‘inmediatamente’ en las calles Esmeraldas y Los Ríos, que son del segundo corredor vial, y en el centro del Puerto Principal.

Por las mismas arterias viales (gráfico) que regulan el horario de 10:00 a 17:00, la normativa también prohíbe la circulación, carga y descarga de furgones y camiones mayores a 7,5 metros de longitud, de 06:00 a 20:00.

Sin embargo, aquello se contrapone con la ordenanza emitida en el 2001 (también vigente) concerniente a la circulación, carga y descarga del transporte pesado en la ciudad.

De acuerdo con esa reglamentación, la circulación de vehículos de una longitud máxima de 7,5 metros, un peso de 9,50 toneladas y dos ejes pueden circular las 24 horas por avenidas como Quito y Machala, 10 de Agosto y otras calles.

La carga y descarga se ajusta a horarios de 05:00 a 23:00, de lunes a viernes. Los fines de semana y festivos, la franja permitida es de 09:00 a 20:00, rango que tampoco concuerda con el de la ordenanza del 2013.

Asimismo, la ordenanza del 2001 permite la circulación de carros de similares características las 24 horas por avenidas como la Carlos Julio Arosemena, del Bombero, entre otras. Y establece que la carga y descarga puede hacerse de 07:00 a 21:00, todos los días.

Contrario a eso, en esas vías y en muchas otras (gráfico) como la autopista Narcisa de Jesús, la reglamentación del 2013 autoriza la circulación, carga y descarga de todo tipo de camiones y furgones en horario de 10:00 a 17:00 solo si la actividad se cumple dentro de los predios de los comerciales a los que el carro lleva la mercadería.

De ahí que, por ejemplo, el volquete que tumbó el paso peatonal elevado en la autopista Narcisa de Jesús, el viernes 24 de noviembre, también incumplió la ordenanza puesto que circulaba por el sitio alrededor de las 07:20.

En avenidas como la Tanca Marengo, Pedro Menéndez Gilbert y Benjamín Rosales, el tránsito de carros de hasta 48 toneladas con 6 ejes (transporte de sustancias peligrosas) es permitido las 24 horas, todos los días, según la ordenanza más antigua. La carga y descarga también es autorizada todos los días, de 21:00 a 06:00.

Con la normativa más reciente en esas arterias se aplica el mismo horario de 10:00 a 17:00 e igual condicionante, esta última reglamentación no hace referencia al transporte de sustancias peligrosas.

Fernando Navas, director de planificación de la ATM, explicó que la primera ordenanza fue diseñada en función del uso de suelo y que la última se hizo considerando la circulación de las vías de la ciudad.

Andrés Roche mencionó que por posteridad prevalece la ordenanza del 2013, pero que la del 2001 se aplica para el transporte de contenedores. (I)

EU_L,Viera

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba