Dos mujeres demandan a Twitter alegando despidos discriminatorios

Dos mujeres, Carolina Bernal Strifling y Willow Wren Turkal, que perdieron sus trabajos en Twitter después de que Elon Musk compró la plataforma, han demandado este miércoles a la compañía, alegando que los despidos recientes afectaron desproporcionadamente a las empleadas, informa ABC.

El hombre más rico del planeta está bajo presión para encontrar formas de reducir los costos de un negocio por el que considera que pagó de más. Por lo tanto, el empresario redujo a la mitad su personal tras asumir el control de la red social.

La nueva demanda, presentada en un tribunal federal de San Francisco (EE.UU.), señala que Twitter despidió al 57 % de las mujeres en comparación con el 47 % de los hombres.

La brecha es aún mayor para las empleadas que trabajaban en el área de ingeniería: el 63% fueron despedidas, en comparación con el 48 % de los hombres, según la demanda presentada por la abogada de derechos de los trabajadores de la ciudad de Boston, Shannon Liss-Riordan.

El hombre más rico “no está por encima de la ley”

“El despido masivo de empleados en Twitter ha impactado a las empleadas en una medida mucho mayor que a los empleados masculinos, y en un grado estadísticamente significativo”, manifestó Liss-Riordan, añadiendo que “Elon Musk ha hecho una serie de comentarios públicamente discriminatorios sobre las mujeres”.

Hablando fuera de la corte antes de una audiencia, la abogada declaró que quería demostrar que “el hombre más rico del mundo no está por encima de la ley”.

“Musk y Twitter piensan que nunca serán procesados en los tribunales”, comentó. “De todos los problemas que enfrenta Elon Musk, este es el más fácil de abordar: tratar a los trabajadores con respeto, pagarles lo que merecen de acuerdo a la ley”, agregó.

Otras demandas contra Musk

Hace unos días, tres exempleados acusaron al magnate de dirigir un brutal proceso de despido que terminó con un plan de indemnización que no cumplió con lo prometido antes de comprar la compañía, informa The New York Post.

Además, a mediados de noviembre, Liss-Riordan presentó otra demanda contra Twitter en nombre de empleados con discapacidades, quienes aseguran que fueron despedidos porque no pudieron ingresar a la oficina, según The Boston Globe.

En Irlanda, una alta ejecutiva está luchando contra la compañía en los tribunales para recuperar su trabajo, recoge IrishCentral. Sinead McSweeney, directora administrativa de Twitter en el país, ganó una orden judicial temporal la semana pasada que impide que la empresa rescinda su contrato.

Anteriormente, dos exempleados de Tesla, otra empresa propiedad de Musk, demandaron a la firma, asegurando que la decisión de realizar un “despido masivo” de 500 trabajadores violó la ley federal al no proporcionar el aviso anticipado de 60 días requerido. “Tesla simplemente notificó a los empleados que sus despidos serían efectivos de inmediato”, indica la demanda. RT

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba