Docentes impulsan metodologías innovadoras en sus aulas

Verónica Yépez, docente de la Escuela Fiscal Manuelita Sáenz, convirtió su aula de clase en un laboratorio, al implementar la metodología llamada Design Thinking con sus 27 estudiantes de ocho y nueve años. Tras participar junto con otros maestros en un curso impartido por el Ministerio de Educación y Diseña Futuro, aprendió sobre el Design Thinking (pensamiento del diseño), proceso que se centra en encontrar ideas innovadoras y soluciones creativas que satisfagan las necesidades humanas.

Junto con sus estudiantes respondieron a la pregunta: ¿Qué situaciones de tu entorno te gustaría cambiar? Con este punto de partida y siguiendo el método Design Thinking, la profe Verónica junto con sus estudiantes identificaron un problema de su entorno, imaginaron a una proto-persona (alguien a quien ayudarían), diseñaron una solución, usaron la lluvia de ideas y aprendieron de sus errores, empleando paso a paso esta metodología.

Verónica explica que aplicaron en el aula las cuatro etapas que conforman esta práctica metodológica:

– Siente (Feel): las personas se integran con su entorno, identifican un problema, usan la empatía para entender las causas y se convierten en un agente de cambio.

– Imagina (Imagine): se ven posibles soluciones y se construyen estrategias para proponer respuestas realizables.

– Haz (Do): se lleva al campo de acción las propuestas, con retroalimentaciones permanentes.

– Comparte (Share): se analiza todo el proceso en una reflexión colectiva, identificando lo que salió bien, y lo que se puede mejorar.

“Las aulas de clase son laboratorios interactivos donde los estudiantes de forma dinámica y creativa desarrollan muchas habilidades buscando soluciones a los problemas”, señala Verónica. En su aula, sus estudiantes identificaron una dificultad en común: ¿Qué puedo hacer para que me guste aprender inglés?

Tras seguir paso a paso la metodología Design Thinking, encontraron la respuesta: “es mejor aprender jugando”. Con esta premisa y en coordinación con el área de Inglés del plantel, se fortalecieron actividades lúdicas con los estudiantes, quienes aprendieron a comunicarse mejor y trabajar en equipo, potenciaron el pensamiento crítico y la metacognición y, sobre todo, reciben con emoción la clase de inglés, pues aprenden nuevas palabras y significados.

Con entusiasmo, Verónica asegura que “ser profesor es genial, ya que nunca un día se repite, se juega y ríe, y nadie cree más en ti que tus alumnos”. Con este espíritu la docente implementa nuevas estrategias en su aula, enriqueciendo el aprendizaje de sus estudiantes.

El Ministerio de Educación fortalece las capacidades de las y los docentes con procesos permanentes de capacitaciones que permiten el desarrollo de nuevas habilidades y uso de metodologías innovadoras en las aulas.

 

Compartir esta noticia

Facebook
Twitter
Scroll al inicio