Distribución de gas en Quito aún no se normaliza; esperas de hasta cuatro horas por un tanque

Desde las 08:00 de este sábado 2 de julio varias personas llegaban a la distribuidora de gas de San Bartolo, sur de Quito, para conseguir un cilindro. Allí se entregaron 150 turnos para quienes permanecían formados en una larga fila. El turno se escribió con un esfero en su mano y una vez que estaban cerca de la puerta se los anotaba en un listado para recibir el gas. Las personas pagaban USD 1,60 con normalidad, sin embargo, la espera era por más de cuatro horas.

El turno 150 lo tenía Patricia Endara quien se quejaba por el desorden que existía y porque no existía consideración con las personas con discapacidad. Dijo que debería haber turnos preferenciales para personas que tienen problemas como ella.

“Debería haber más control en la venta, yo no puedo estar haciendo cola todo el día, tengo un hermano con discapacidad también en la casa. La venta debería ser más consciente y ordenada, porque aquí vienen las personas y se llevan cuatro o cinco tanques para una misma casa”, señaló.

En las afueras de este centro de distribución, un camión se paró para vender los cilindros a USD 3,50. La gente se amontonó alrededor con la esperanza de poder adquirir uno. El camión vendió especialmente a personas de la tercera edad y mujeres con niños en brazos. Sin embargo, se formó un caos y una persona incluso se fue robando un cilindro. Por lo que el camión dejó de vender.

Santiago Moposita alcanzó a comprar un tanque de gas en el camión antes de que se fuera. Lo hizo al no alcanzar un turno para poder adquirirlo como las otras personas. “Me parece injusto que solo por salir de la distribuidora ya se cobre USD 3,50, pero ellos dicen que es el costo de distribuidor”, señaló.

Las personas esperaron por más de cuatro horas para poder llevar gas a sus domicilios y negocios. Quienes no alcanzaron a comprar deberán esperar hasta el lunes 4 de abril ya que según nos confirmaron en este centro de distribución este domingo no se venderá. Varios camiones salieron cargados de cilindros para venderlos a sus clientes en los barrios de Quito.

En el centro de distribución de Carcelén también se empezó a vender el gas desde las 08:00. Muchas personas hicieron fila para adquirir un cilindro, quienes no alcanzaron esperaban a los camiones distribuidores para comprarles un gas. Algunos pararon para vender, pero la mayoría se iban directamente a los barrios donde sus clientes ya les esperaban.

Algunos distribuidores venden el cilindro a USD 5

En los centros de distribución de los barrios no hay gas. En la Ferroviaria Alta, uno de los distribuidores comentó que la situación seguramente se regulará el lunes o martes, ya que al momento hay escasez en las distribuidoras grandes, pero en las más pequeñas, aún así salió con su camión a intentar comprar algunos cilindros.

Geovany Pesantes, uno de los moradores de este barrio, comentó que había conseguido gas en uno de los camiones distribuidores el viernes 1 de julio a un precio de USD 5. “Me tocó pagar nomás porque ya estaba dos días sin gas en la casa”, señaló.

Lo mismo le pasó a Cristina Carranco, moradora de la Biloxi, quien recientemente dio a luz y tuvo que comprar una hornilla eléctrica para poder esterilizar los biberones de su bebita durante estos días que no había gas doméstico. “Estuvimos dos días llamando al distribuidor. Mi esposo le rogó que nos ayude porque ya estamos con mi nena recién nacida. Hoy nos llamó para ir a retirar de su casa, pero nos vendió a USD 5”, contó.

Fuente: El Comercio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba